Respuesta a los problemas del podcasting

Una excelente inversión por poca plata.

Una excelente inversión por poca plata.

Tenía anotado en un papelito arriba del escritorio (perdido entre otros muchos papelitos, je) leer un artículo que había recomendado mi amigo el superpodcaster Víctor Vitoria (de El Podcast Oficial del EMN) y bueno, encontré el papelito justo en el momento en que tenía un rato para leerlo.

Así que me fui a verlo a Punto y aparte y se me ocurrieron algunos comentarios que los invito (colegas o no) a repensar el tema y por supuesto a expresar sus opiniones, ya sea aquí en los comentarios o llevando el debate a otros sitios (pero fuera del audio, se entiende).

Podcasts por ascensor, podescuchas por escaleras

Y lo primero que me viene a la mente es que Carlos Fenollosa en el tercer párrafo ya da en el clavo cuando dice que su podcast “era uno de los más escuchados en sus inicios, seguramente debido a que no había mucho donde escoger.”

Tengo la sensación (¿hay cifras nuevas y creíbles acerca del podcasting en español?) de que mientras el número de podcasters ha ido en aumento (y de podcasts, ya que suele haber podcasters participando en más de un podcast) no ha crecido en la misma proporción el número de podescuchas.

En mi círculo de conocidos, por más que les hablo de podcasting, me ven con los auriculares puestos todo el tiempo, saben que soy podcaster, les recomiendo podcasts, hasta les copio los archivos y les insisto bastante cada vez que tengo oportunidad… no veo que le entren a la idea de escuchar contenidos, ni de tecnología ni de nada.

Si hay más podcasts pero la audiencia se mantiene igual o crece a menor ritmo, habrá podcasts que pierdan audiencia, y ninguno podrá crecer más allá de cierto número. Si la torta es chica, las porciones también. Y alguno se queda sin su porción, o con suerte le tocan las migas. Además, uno no tiene todo el tiempo del mundo para escuchar podcasts, tiene que elegir, y entonces cada vez hay menos podescuchas para cada podcast. O surgen podcasts buenos y la audiencia se va corriendo de los podcasts que escuchaba hacia los que están mejor producidos o están de moda. ¿Hay podcasts muy buenos o simplemente están de moda?

Pero volviendo a mis contactos, observo que muchos a pesar de tener computadora, la usan poco. Tienen banda ancha, pero no son usuarios intensivos o muy curiosos. La usan para ver el correo y hacer alguna búsqueda en Google. Leen un diario en línea de vez en cuando y allí se acaba el uso. Tal vez un poco de mensajería instantánea. Una hora día por medio, o algo así, a excepción de cuando juegan con los hijos o los ayudan con la tarea escolar, si son mayores, o si son más jóvenes se centran en juegos, YouTube y triple dosis de mensajería instantánea. Poca lectura. ¿Cómo se van a enterar de que existen los podcasts? Tal vez si Micro$oft sacara un podcast…

El podcast quiere ser portátil

Otro punto que hay que tener en cuenta (además de las computadoras y la banda ancha) es el acceso a los dispositivos portátiles que permitan escuchar los podcasts.

La gente no tiene tiempo para estar dos o tres horas diarias escuchando podcasts. Otra sería la historia si tuvieran un dispositivo portátil donde escucharlos mientras hacen otra cosa, como trabajar o esperar en el tránsito. ¡Uggg! Pero los reproductores portátiles de mp3/mp4 no están tan difundidos como nos gustaría a los podcasters. Muchos son caros, usan pilas y son pequeños en capacidad, por citar algunas contras (pero atenti que se vienen los teléfonos).

La difusión

Y la gente que sí tiene un reproductor portátil, no está enterada de lo que es un podcast.

Pero yendo a un comentario de Carlos, me parece que da con la solución cuando dice: “Hace falta un golpe de efecto muy gordo, y que toda España sepa que existen los podcasts, igual que sabe que existen los blogs.” (Donde dice España, yo pondría “hispanohablante”).

Falta alfabetización digital. Así es la cosa. Ya hay diarios y radios que ponen sus contenidos en formato podcast, pero falta algo que haga estallar la difusión. Supongo que se podría dar si una empresa de telefonía móvil (hacen mucha publicidad) ofreciera un menú de podcasts, que como no le cuestan nada, no tendría que cobrar nada. Al fin y al cabo, ganan mientras el podcast se está descargando (aunque si no ponen tarifa plana, tampoco va a despegar en esta plataforma). He visto caer bancos (eso creo) pero los monopolios telefónicos y de comunicaciones gozan de muy buena salud, y reitero: los podcasts son gratis, al menos por ahora.

Otra ventana por donde podría colarse el podcasting en la vida diaria del internauta hispanohablante podría ser con una banda musical, una estrella de rock, o alguien muy conocido que se largara a publicar su propio podcast. ¿Un escritor? ¿Un político? ¿Un religioso? ¿Un líder social? ¿Un humorista? ¿Quién será el primero?

Tengo otra esperanza: que Google, con la habilidad que tiene para presentar fácilmente las cosas —y sobre todo, lo fácil que le resulta llegar al internauta, ya sea en forma directa (pienso en un simple mensaje o aviso en Gmail) o a través de la prensa, con el consiguiente eco en la blogosfera— tal vez un día nos sorprenda con un tutorial sobre cómo usar Google Reader, o un portal de podcasting (o un simple índice temático) o tal vez un software sencillo para descargar los mp3. A lo mejor tenga algo pensado para su plataforma Android. Microsoft también tiene llegada a cada rincon de Internet. ¿Por qué no reune a varios geeks, editores de revistas, profesionales de diversos campos, etc., y les pone una plataforma para crear podcasts, aunque les agregue una publicidad sonora al final de cada mp3?

¿Dónde están las marcas de gaseosas o zapatillas? Todos esos serían los campanazos que atraerían a la audiencia en grandes números.

El contenido es el rey

Esto en cuanto al hardware necesario para escuchar podcasts, y a la manera de accederlos. Consideremos ahora el otro aspecto: la temática.

Lo apunta Carlos en su artículo: “la gente no escucha podcasts porque la temática de los programas actuales es demasiado friki.”

Mmmm… Si bien abundan los podcasts de tecnología, me parece que hay otras alternativas: musicales, cinéfilos, tertulias, deportivos, sobre idiomas, turismo, empresariales… Conozco a alguien que se llevaría en su reproductor un par de podcasts de esos programas de radio, todos los días, para poder escuchar las noticias viajando hacia o desde el trabajo. Esos programas no están a la hora en que yo los puedo escuchar. Y cuando están a la misma hora pero en distintas emisoras, la única forma de escucharlos es en formato podcast. Con publicidades y todo, claro. ¿A quién le importa? Así que las noticias locales, de tu ciudad o tu país, también debieran interesarles a los anunciantes locales, pero… tal vez no sepan que existen los podcasts…

Advertencia para micro-emprendedores: cuidado con los podcasts de temática local, que te perderás de la audiencia extranjera. ¿Pero qué es lo que se busca, tener más audiencia porque sí? ¿No sería mejor buscar un “nicho de mercado” que se pudiera más tarde convertir en clientes, o destinatarios de una publicidad?

¿Y quién tiene la culpa de que seamos casi invisibles?

Decía que los internautas no se enteran. ¿Por qué? Yo le echaría la culpa a:

  • Los periodistas especializados en tecnología, que a veces no lo son tanto. Ni tampoco son tantos. Más bien hay muchos tontos, que lo único que hacen es mostrar en una ventana de navegador alguna foto para ilustrar una noticia, o rellenar un espacio al final del noticiero. ¡Hola TN! (Parece que preparan un programa).
  • Para los empresarios tengo este palo (no les cobro la idea): ¿Cuándo se van a juntar dos o tres empresarios para esponsorear un programa de tecnología en televisión o en podcast? Hay tema para rato, y la audiencia creo que estaría más que contenta. Búsquense gente joven que sepa del tema, que sepa hablar, algunas caras bonitas (pero no tanto) y aprovechan para poner su publicidad sobre los productos y servicios que todos pensaríamos en comprar (hardware, gadgets, servicios). Pongan un concurso para ganar un mp4 enviando SMS, si les gusta.
  • Para los bloggers tengo este sayo (y al que le quepa, que se lo ponga): suelo leer muchos blogs, y casi nunca veo que el blogger recomiende un podcast. Ni siquiera aquellos blogs de tecnología que se supone están mejor informados de lo nuevo  y que están en un rubro donde tienen mucho de donde elegir, ya sea que se dediquen a los novatos, a los geeks, a los usuarios de Windows, GNU/Linux o MacOS X.
  • Esperen, esperen que a ustedes también les toca, queridos lectores: ¿Cuándo fue la última vez que recomendaron un podcast? ¿Cuándo le enseñaron a alguien cómo suscribirse? ¿Cuándo dejaron un comentario en el blog de su podcast favorito? ¿Les molesta mucho poner un renglón debajo de su firma de email que diga algo como: “Descargá podcasts (mp3) gratis desde www.emnhome.com” o usando la URL de su podcast favorito? ¿Cuándo le enviaron un simple email a un podcaster diciendo gracias o preguntando algo? En vez de enviar cadenas, por qué no envían un enlace hacia un podcast?
  • Y a los podcasters también les toca algo, pero lo dejo para maś abajo.

Los podcasts corren con ventaja sobre los blogs: no es necesario estar mirando la pantalla, y se puede escuchar un podcast mientras se hace otra cosa. También es más cómodo escuchar que leer. ¿Yo dije eso?

¿Qué falta para el boom del podcasting en español?

Creo que sólo falta… tiempo. Tiempo para:

  • que la banda ancha llegue a todos (y sea un servicio casi gratuito, tal vez junto con la energía eléctrica, o la tarifa plana telefónica para celulares)
  • que todos tengan computadora en su casa (y tiempo libre para usarla)
  • que todos tengan su reproductor portátil (mp3/mp4/teléfono) para poder escuchar en el trabajo, de camino, paseando al perro, etc.
  • Y que se le dé la difusión masiva desde el mundo del espectáculo, del deporte o de la educación. (¿No les vamos a enseñar a los niños lo que es un blog o un podcast? ¿No los vamos a utilizar como herramienta pedagógica? ¡Pero qué estoy diciendo, si la mayoría de los docentes no tienen siquiera una dirección de correo electrónico!)

Sobre las cifras

Me parece que no debemos comparar nuestras audiencias con los oyentes estadounidenses. Al menos no en cantidad (y mucho menos si mezclamos idiomas). Usemos porcentajes. Porcentaje de gente que tiene PC en casa, con banda ancha barata, y que escucha podcast, por ejemplo. Hagamos comparaciones justas.

Y por último, parece que los podcasts que más se escuchan son los de tecnología. ¿En cantidad o en porcentaje respecto a podcasts de otros rubros?

¿Generalistas o especialistas?

En cuanto a los podcasts generalistas, no creo que triunfen como rubro, aunque alguno bien producido (programas de radio) pueda tener éxito. Creo que la gente busca podcasts de temas o rubros específicos, porque le interesa algo en particular, no una ensalada, donde se obtiene de todo un poco pero sin profundizar. ¿Se convertirán los podcasts en un reducto de la audiencia especializada o interesada en temas específicos?

Si me gusta la tecnología, probablemente no me gusten los deportes. Y si me gustan los deportes, probablemente no sea muy geek que digamos. Pero en el caso de que sea un geek a quien le gusten los deportes, me suscribiría a unos cuantos podcasts de tecnología y a otros tantos podcasts sobre deportes. No creo que vaya a encontrar podcasts donde se hable (bien) de tecnología y (bien) de deportes a la vez.

Creo que ya termino, je

El contenido es el rey, y hay buenos contenidos en diversos rubros del podcasting en español. Lo que no hay es una difusión masiva, incluso dentro mismo de la comunidad de internautas. Incluso dentro mismo de la ¿comunidad? de podcasters.

Atenti podcasters: Ideas para agrandar la podcastfera

  • Por eso es importante que los bloggers apoyen a los podcasters (y los podcasters retribuyan mencionando a esos blogs, que son fuente de las noticias que tratan),
  • y ¡por Dios, que los podcasters mismos se ayuden pasando las “promos” de otros podcasts!

He visto cierta mezquindad en ese sentido. ¡Podcasts que no llevan promos! ¿Se creen más profesionales o mejores en algún sentido porque no llevan una promo entre bloque y bloque, al cambiar de tema, o al final del episodio? ¡Maduren! La audiencia los juzgará por los contenidos, incluyendo si gracias a ustedes conocen a otro podcast.

¡Ah, casi me olvido, colegas!

Tómenlo como un consejo o como un pedido personal: NO usen música que no sea una de fondo, bajita y sólo instrumental, para que las voces de la canción no se confundan con las del podcaster.

Y por favor: no pongan música (ni siquiera al final) si no están haciendo un podcast musical. Si los podescuchas quisiéramos escuchar música, escucharíamos podcasts de música (generales o especializados en algún rubro), o nuestros propios mp3s… Si estamos escuchando un podcast de tecnología o de turismo, ¡queremos oír hablar de tecnología o de turismo! Tal vez tu recomendación musical si es que viene a cuento, pero no el tema musical en medio del podcast (y al final tampoco, porque se saltea). La “música recomendada” en un podcast que no es musical queda como si fuera un “relleno”.

Una final: Hagan sus podcasts centrados en el contenido, no en el reloj. No hagan los podcasts de dos horas, que resultan interminables, pero fuera de eso, olvídense del minutero y enfoquen su atención en darle al podescucha contenidos de calidad, ya sea que dure 1 minuto, 17 ó 42 y medio, ¿se entiende?. Así conservarán cada oyente, o por lo menos, no lo perderán culpa de ustedes mismos. El tiempo del oyente es valioso, tanto para el oyente como para sus colegas podcasters. “Estirar” tu podcast le quita oportunidades a otros podcasts de ser escuchados.

Sitios de podcasting recomendados:

http://www.emnhome.com (Aquí te dan espacio para poner tu propio podcast y pagan licencias de música comercial, por si querés usar música comercial en tu podcast.)

http://www.podcastellano.com

No se queden con estos dos. Úsenlos como puntos de partida. Hay muchos más… y si entienden otro idioma, ¡mejor!

About these ads

8 pensamientos en “Respuesta a los problemas del podcasting

  1. Pingback: Respuesta a los problemas del podcasting : Earth Music Network

  2. Pingback: Jerónimo Palacios - El podcast es un producto de nicho

  3. Pingback: Los podcasts en España | SferaZero

  4. Hola Jerónimo: En general estoy bastante de acuerdo con tu apreciación. Pero tengo algunos reparos.

    Sobre el punto Nº 1, pienso que cargar toda la responsabilidad a los podcasters de la poca difusión del podcasting es un error. No creo que haya un solo podcaster que habiendo grabado su podcast se haya quedado de brazos cruzados. Apostaría a que ha hecho todos los esfuerzos (mucho o poco) que ha podido o se le han ocurrido no sólo para darse a conocer sino para difundir al podcasting en general.

    El gran problema es que casi no tenemos eco (las razones que creo tener están en mi artículo así que no repetiré todo aquí) o simplemente no les gustó ese podcast (a menos que en todas partes se notara una disminución de las suscripciones) o prefirieron escuchar otra cosa.

    ¿Qué le podemos sugerir a Carlos para que su podcast se vuelva más conocido? Publicar en Podcastellano una noticia todos los días no lo ayudará, o quizá un poco, o por un tiempo. Pero es publicidad enfocada en un microclima llamado “podcastfera” y de allí no salimos. Te apuesto a que alguno se suscribe, pero se dará de baja de otros podcasts. Para decirlo mal y pronto: “nos estamos robando la audiencia unos a otros”, o si se prefiere, los peces van de un lado a otro, pero no hay nuevos peces. Otras formas de colaborar con la comunidad podrán llevar oyentes de un lado a otro, pero dudo de que puedan ampliar la podcastfera.

    En cuanto al punto Nº 2, entiendo que con “interés por acaparar” te referís a robar o atraer a la audiencia (nueva o de otro podcast), pero eso se contradice con el punto Nº 1 (haber hecho poco y nada). No estoy seguro si te he interpretado bien.

    Por otro lado, competir con otros podcasts y ver las estadísticas de descarga o suscripciones no me parece mal (”lo que no se mide, no se sabe”) y dejar de hacerlo tampoco aumentará la audiencia para nadie.

    Las quejas, creo que no son tal, sino la expresión de cierta desilución por el gran trabajo realizado y los pocos resultados obtenidos, y una búsqueda casi desesperada (o apurada) de una respuesta al desconcierto, antes de que gane el cansancio (o falta de paciencia).

    Al final del mismo punto, parece que denunciás (sin detalles; no me refiero a nombres) ciertos problemas dentro de la “comunidad”, a lo que yo también he aludido (podcasts sin promos).

    En la última oración, no sé si te referís a “Podcastellano” o a “sitios dedicados al podcasting”, pero sin tener cifras en la mano, apostaría a que las visitas a tales sitios (muchas) NO se corresponden con las suscripciones/descargas (pocas).

    Otra pregunta sería por qué hay tanta gente en la blogosfera que no conoce la podcastfera, o que sabiendo que existe no le interesa. Y tengo una teoría que ya expuse en mi artículo pero la diré de otra forma: Si los lectores de blogs son muchos y los podescuchas son pocos, a) no les interesa escuchar; b) no pueden escuchar; o c) *No estamos llegando más allá de la podcastfera* (por diversas razones que detallé en mi artículo).

    Si te referías a que nos estamos mirando o peleando entre nosotros, como perro que se busca la cola, sin salir de este microclima, pues es lo que vengo diciendo, aunque has puesto sobre el tapete algunos problemas internos de la podcastfera. Es decir, son DOS las cuestiones: problemas internos y falta de llegada fuera de la podcastfera (para empezar, a la blogosfera).

    Sobre el punto Nº 3, no conozco el podcast que mencionás, pero en todo caso, estoy de acuerdo con tu afirmación. Yo recomiendo enfocarse en un nicho, o en una temática más o menos específica de la que se sepa y/o guste investigar. Podcasts donde se habla de todo y mal (como en talk-shows televisivos) no me parece que atraigan audiencia, pero esto sólo es una apreciación personal no basada en cifras ni ejemplos.

    Por último, cabría medir también qué porcentaje de los podcasters están preocupados por aumentar su audiencia. Porque a lo mejor están contentos como están y los apurados por ver el “boom” son tres o cuatro que hablan o escriben aquí y allá. :D Un ejemplo está aquí arriba, en el comentario de Manuls, quien reconoce haberse esforzado poco en la difusión y tampoco le importa siquiera las razones de la situación del “probable estancamiento/decaimiento” en que estamos. Si hasta parece quejarse de quienes con razón nos ponemos a pensar… :-)

    Me gusta

  5. Hola Oscar: No estoy en condiciones de decir a qué se debe la poca difusión del podcasting en español. Yo sólo expuse una serie de razones (sin cifras) que “podrían” ser la causa. Una o varias, y muy probablemente todas juntas, incluyendo otras que no se me ocurrieron. :-)

    Has observado en la calle mucha gente con auriculares, escuchando, en tus propias palabras: “algo”. ¿Saben del podcasting y no les interesa, o escuchan FM y sus mp3 porque NO SABEN de otra cosa? Por lo que decís a continuación, sí están enterados de los podcasts, y como los hay de todas las temáticas, la razón que queda es que realmente NO LES INTERESA escuchar podcasts, o los podcasts que conocen.

    Como fuera, esa es “TU” experiencia. Tal vez sea la experiencia de todos los españoles, pero mi artículo no se refería a la podcastfera “española”, sino a la podcastfera “en español” o “hispanohablante”. FUERA de España, me atrevo a decir que las cosas son distintas. En la Paraná donde vivo, 600 Km al norte de Buenos Aires, suelo ver gente con auriculares puestos, más que un año atrás, pero comparada con los que no los llevan… Somos una minoría.

    Mencionás que las radios en su mayoría emiten sus programas en formato podcast, pero de nuevo: Esa es la realidad española, no la nuestra. En Argentina, hay un solo diario que tiene podcasts, pero cortitos, sólo 3 minutos de noticias. Prefiero leer los titulares que tardo menos y es más cómodo. Radios con podcasts creo que hay una o dos. La revista informática más conocida (y la única nacional) en el país (y que se distribuye en otros de Latinoamérica) recién hace un mes que comenzó a publicar 1 podcast y 1 videocast, de media hora y 5 minutos respectivamente.

    Te doy otro dato de mi entorno: entre los compañeros de trabajo (de mi oficina solamente, que sí saben lo que es un podcast porque yo se los he dicho y me ven todos los días con los auriculares puestos) y mi familia, unas 6+4 personas, sólo 3 poseemos un reproductor portátil de mp3 y sólo yo escucho podcasts. En otros países hispanohablantes sospecho que la situación se parece más a mi experiencia que a la tuya. Pero ya opinarán colegas de otras latitudes.

    Hablás de “soporte para podcasts” del “gestor de música” del reproductor. Acá el 99 % de los reproductores portátiles son reproductores berretas (de mala calidad) hechos en China y vendidos no muy barato.

    Me hablás de la serie N de Nokia… ¡pero si yo llevo 8 meses de haber cambiado mi Nokia 1100 (linterna)! Y te aseguro que no soy un tecnófobo. Y de los amigos y conocidos que sí tienen teléfonos capaces de reproducir podcasts (que no son muchos) ninguno los escucha.

    Te digo que la realidad Española (o la tuya propia) no se equipara con la realidad del mercado argentino, que por lo que sé, es de lo mejorcito que se puede encontrar de este lado del océano. Vos mirá los precios a que se vende la tecnología en Argentina y después multiplicá cada dólar por 3,36 pesos, más o menos. ¡Nos roban! ¡Acá un iPhone cuesta como una MacBook en EEUU!

    ¿Yo dije que no hay suficientes directorios de podcasting? Tendré que releer mi artículo. Pero supongamos que estás en lo correcto, que hay como vos decís: “una larga lista” de “listados, directorios y otros sitios sobre podcasting”. ¿Entonces? Si difusión no falta (según vos) entonces: a) faltan medios (como banda ancha o reproductores portátiles y otros que mencioné en mi artículo); o b) NO HAY INTERÉS EN EL MEDIO (ya que no es por falta de temas). Eso siempre según tu apreciación, no la mía. A menos que a la gente no le guste los podcasts que conoce. O no conozca tantos como vos asegurás.

    ¿En los podcasts que vos escuchás ponen promos? En los que yo escucho no son tan frecuentes como me gustaría. No sé cómo se podría medir eso. Pero si hay tantos sitios dedicados, tantos reproductores portátiles (EN ESPAÑA), tantos podcasts (EN ESPAÑA) y tantos temas (sin mencionar que podrían escuchar también los de otros lugares fuera de España) debemos concluir entonces que lo que falta es: a) interés por escuchar podcasts; b) podcasts de buena calidad (ya que “hay casi de cualquier cosa”).

    Al final, resaltás que “Si no hay un modo de monetizar un medio, la gente no se molesta. Menos oferta, menos demanda.” Pero creo que has querido decir algo distinto, porqie eso se contradice con lo que me decías antes, que hay podcasts por todas partes y casi de cualquier tema (creo que podemos dar esto último por seguro).

    Vos mismo decís que hay mucha oferta (al menos en España), ¿por qué entonces hay poca demanda?

    Al final mencionás que a “menos oferta, menos demanda”. Pero que yo sepa, no hay ninguna disminución de la oferta, sino un estancamiento, o un crecimiento que no es proporcional a la oferta. Lo único que sabemos con seguridad que ha disminuído es la audiencia del podcast de Carlos. ¿Hay más casos que considerar?

    Para ir terminando:

    Jerónimo afirma en un comentario anterior que hay muchos pasos en el proceso que sigue el oyente para obtener un audio. No me parece. Botón derecho, descargar… y eso si no se usa un podcatcher, o iTunes, o Google Reader (que te indica el enlace directo al audio). iTunes y Google Reader son las herramientas preferidas de los suscriptores. Los que van por la web, como dije antes, con un clic y una elección ya está. Pero esto es fácil si conocés lo que es un podcast, un podcatcher o un lector de feeds. Sostengo que en el mundo hispanohablante (americano, al menos) la alfabetización digital se reduce a Word, Messenger, Hotmail, Google, YouTube, red social y poco más. Es sencillo, ¿pero quién se lo ha dicho a la gran inmensidad de los internautas? No tenemos la capacidad de hacerlo nosotros, a menos que hagamos spam.

    Oscar asegura que la poca audiencia (poca demanda) está muy repartida entre los muchos podcasts (mucha oferta).

    Parece que los tres (y la lista sigue, seguro) estamos de acuerdo en que hay mucha oferta y poca demanda.

    La conclusión que me queda en claro a mí personalmente es que no llegamos más allá de un círculo reducido, un microclima que ni siquiera llega a la blogosfera.

    ¿Por qué? En mi artículo hay muchas razones, y aquí Jerónimo agregó otra más: la supuesta dificultad del procedimiento de descarga.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s