¿Viviendo en un termo digital?

Los periodistas tecnológicos (¿y su público?) suelen actuar como si vivieran en un termo digital.

¿Vivimos en un termo digital?

¿Vivimos en un "termo" digital?

Hace unos días lo veía al periodista (especializado en tecnología) Ariel Corgatelli en su videopodcast “Infosertec TV” contando que lo habían asaltado, y con justa razón, alegrándose de saber que al menos no lo habían tirado del tren, como ha pasado en otras oportunidades. Aunque sólo le robaron el teléfono que utilizaba para traernos diariamente las noticias tecnológicas que nos interesan, le ocasionaron un gran perjuicio económico.

Estos asaltos en el tren los hemos podido ver en televisión, durante toda la semana pasada, en Todo Noticias (señal de TV por cable) en una serie de informes sobre cómo viajan en Buenos Aires, todos los días, ida y vuelta a sus trabajos y hogares: “Como vacas al matadero”.

Si no recuerdo mal, en el mismo episodio, Ariel nos contaba también que a otro colega, conocido blogger y podcaster argentino (también especializado en tecnología) Facundo Arena, le habían disparado en una pierna. Lo habían querido asaltar cuando salía en su automóvil, pero tuvo menos suerte. Afortunadamente ya está bien, recuperándose, pero estuvo, como él mismo lo cuenta: A 9 milímetros de la muerte.

Hace un par de años, también a mí me pusieron un revólver en las costillas, llegando del trabajo. Me afanaron un reloj que me había regalado una amiga para mi cumpleaños, las zapatillas que estaba pagando en cuotas y una campera barata, pero mía. No llevaba dinero ni documentos. Por suerte no terminé muerto ni lastimado, gracias a que los delincuentes no estaban drogados.

Sí, como se puede constatar en los diarios, esto es una ruleta rusa. Los delincuentes, con la pena de muerte en sus manos, andan sueltos. Mientras los indefensos ciudadanos, encerrados y con miedo.

A partir de entonces, le presto más atención a la marcha del país (y lo que veo no me lo guardo para mí solo), en lugar de aislarme en una burbuja tecnológica que me sería mucho más cómoda y divertida. Por eso también voy a votar… y no pongo cualquier boleta.

Lo que trato de decir es que, como lo demuestran estos casos, no podemos vivir aislados. Tarde o temprano, la esfera política, los asuntos éticos, la vida off-line, se mete en nuestra adictiva tecnosfera.

¡Salgamos del termo!

Sería bueno que nosotros, bloggers, podcasters, geeks, hackers, foreros, listeros, gamers, internautas y demás gente que poblamos la “tecnosfera digital”, salgamos del termo y pongamos el mate a funcionar. Además de hablar del nuevo iPod, de la última distribución de GNU/Linux y las últimas ideas de Google o Microsoft, dediquemos un poquito de tiempo y recursos intelectuales a informarnos, en función de opinar y concientizar a nuestro público, sobre otros temas un poco… “off-line” (dirán), como la pobreza o la inseguridad, y no sólo ocasionalmente, cuando nos afecta a nosotros en persona. A menos que nos parezca mejor esperar a que nos roben la notebook, el iPod, el teléfono… o se quiera tener privacidad en las comunicaciones.

Defensor del Software Libre como soy, por ético, solidario y eficiente antes que por gratuito, y convencido de la inherente maldad del software privativo, estoy acostumbrado a que me vean casi como un “fundamentalista” o “talibán” del software libre, casi siempre por aquellos que creen vivir en un mundo donde la tecnología (la herramienta) está desligada de la política (nuestras conductas). Son los que he bautizado como los “talibanes de la tecnología”.

Como sostenía en ese artículo, la tecnología y la política son cada vez más interdependientes, ya sea porque la tecnología se expande a todos los estratos y recovecos de la sociedad o porque los políticos hacen lo posible por controlarla. Si controlan la tecnología, controlan la información. ¿Hace falta que mencione para qué?

Tendemos a verlas separadas, como cuando estudiamos nuestros diversos sistemas: el óseo, el nervioso, el muscular, etc. Los abordamos por separado para su mejor estudio, pero no debemos olvidar que forman parte de un todo. Son interdependientes.

Volviendo a la tecnología, de la misma forma, hay otros temas que suelen subestimarse, y hasta desecharse, por calificarlos apresuradamente de “temas políticos”, como si por eso no pudieran estar fuertemente vinculados a lo tecnológico e impactando de lleno sobre nuestra vida online y offline. Veamos algunos ejemplos:

Sí, son tantos temas y tan importantes que hasta a mí me asombró cuando vi la lista. Y no es exhaustiva. Esos ejemplos seguramente no son exclusivos de la Argentina y pueden ser reconocidos por los lectores de otros países como parte de su propia agenda nacional. Sin embargo, los argentinos tenemos otros dos problemas…

Matrimonio presidencial

El matrimonio presidencial argentino.

El "matrimonio presidencial" argentino.

Les comento, a todos los distraídos, sean productores o receptores de información digital, que nuestra pareja gobernante no es muy amiga de la libertad de prensa y su contracara: el derecho a informarse.

Los Kirchner quieren todo el poder para ellos y su “asociación ilícita” (en mi barrio le decimos “banda de ladrones”). Para muestra, un botón. O tres:

… todos inconstitucionales, pero aprobados en el Congreso con apoyo de los infames traidores a la patria (Art.29 CN)– y no vacilarán en avanzar, aún más, también sobre nuestros derechos a informar y ser informados.

Bien podría ilustrar este punto con dos o tres fotos de nuestra hipócrita Cristina Fernández: Una, del brazo del dictador cubano Fidel Castro. Otra, con el dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema. Y otra más, con el déspota venezolano Hugo Chávez, quien viene de cerrar un canal de TV y decenas de radios.

Propuesta

Les propongo, sin excluir a quienes son directos o indirectos beneficiarios de nuestro pasatiempo o trabajo (ya sea textos, imágenes, audio, videos…) pero sobre todo, a mis colegas periodistas del rubro tecnológico, que dejemos de vivir en un “termo digital”. Veamos un poco más allá de la esfera tecnológica que tanto nos gusta, para poder defenderla (y defendernos) antes de que nos la cercenen y encarezcan aún más. Los peligros que acechan a la libertad de prensa están a la vista, y más impuestos a la tecnología se votan esta misma semana.

Producimos información. Sobre tecnología. No resignemos ninguna de las dos cosas. ¿Con qué libertad vamos a trabajar si esta gente sigue avanzando sobre la división de poderes? ¿Para quiénes vamos a producir contenidos tecnológicos si la pobreza (40%) y los precios de la tecnología siguen aumentando? ¿Acaso no somos personas, ciudadanos, antes que periodistas de tecnología?

Pues actuemos en consecuencia. Y empecemos ya, porque mucho tiempo no hay.

“Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.” Martin Luther King.

Lectura complementaria

About these ads

3 pensamientos en “¿Viviendo en un termo digital?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s