18S: ¡Basta de chavismo con calzas!