Copiando VirtualBox de una PC a otra

Cada seis meses sale una nueva versión de Ubuntu y pocas veces actualizo; generalmente hago un backup completo en un disco rígido externo e instalo desde cero. Cosas que le quedan a uno de su paso por Windows. También me interesa ver todo el proceso de instalación, por lo menos una vez. Hay que conocerlo para después poder opinar, ¿no?

Instalar una distribución de GNU/Linux como Ubuntu es pan comido. Una de sus derivadas –Linux Mint 10, “Julia”– me sorprendió gratamente cuando tardó menos de 10 minutos en instalarse en mi laptop. Es que como no estaba conectada a la red hogareña no pudo descargar las actualizaciones ni los paquetes de idioma, y como la estaba instalando desde un pendrive no tardó nada.

El problema viene cuando hay que restaurar una máquina virtual, como Oracle VM VirtualBox, o queremos mudarla a otra PC, o tenerla también en nuestra notebook, sin hacer todo el trabajo dos veces.

Para los que no lo sepan, una máquina virtual es un programa dentro del cual podemos instalar Windows u otras distribuciones de GNU/Linux sin peligro de alterar el sistema operativo que estamos usando actualmente. Es muy útil también para quienes gustamos probar diferentes distros, hacer tutoriales de instalación o necesitamos tener varios Windows distintos para probar un software.

iTunes dentro de Windows XP, dentro de VirtualBox, dentro de Linux Mint.

Linux Mint (una muy buena distribución de GNU/Linux derivada de Ubuntu) corriendo VirtualBox. Dentro de esta máquina virtual, un Windows XP tuneado (Suricata) y dentro de él, el iTunes. Es que no puedo vivir sin mi iPod Touch. :-) Son muchas molestias, pero es lo mejor para escuchar podcasts, ver videopodcasts o series de TV (el subtitulado es demasiado pequeño), y los blogs, o en ausencia de redes WiFi abiertas, buenos son los artículos con "Read It Later". Lo que se ve de Linux Mint, con menúes arriba como tiene Ubuntu no es lo que viene predeterminado. Lo cambié a mi gusto... Mint es muy fácil. Lo recomiendo.

No es divertido tener que volver a instalar todo lo que teníamos ya instalado y configurado dentro de un sistema operativo virtualizado. Mucho menos si tenemos varios.

En mi caso sólo tenía un Windows XP (para correr iTunes y poder sincronizar mi iPod Touch) pero entre el programa de Microsoft y el de Apple me llevaría un par de horas (y unos cuantos clics) volver a instalar todo y dejarlo como estaba, con algunas optimizaciones.

Pero descubrí que se puede hacer bien fácil: Sólo hay que Copiar a lugar seguro la carpeta “.VirtualBox”. Instalar la distro, instalar VirtualBox y volver a copiar y pegarle encima la carpeta que teníamos salvada. Ok, voy paso a paso:

  1. La carpeta que tenemos que respaldar es “.VirtualBox” (está en la raíz de la carpeta personal), que al tener un punto al principio del nombre, indica que está oculta. Abrimos entonces el administrador de archivos que tengamos a mano, o vamos a Lugares / Carpeta personal, y luego al menú Ver, y activamos la opción “Mostrar los archivos ocultos“. También sirve presionar Control+H.
  2. Vamos hasta la carpeta y la copiamos al disco rígido externo, pendrive u otra computadora.
  3. Se supone que también respaldamos el resto de nuestros datos. Si todo está asegurado, instalamos entonces la nueva distribución.
  4. Ahora hay que instalar VirtualBox. Pero hay dos tipos: uno libre (OSE) y otro privativo (Oracle). El primero se instala desde los repositorios, como cualquier software, usando el gestor de paquetes que tengas, o desde su web. En cambio, para instalar el VirtualBox de Oracle hay que ir a su sitio weby descargamos la versión acorde a nuestra distribución y procesador. En mi caso que uso Linux Mint, si eligiera descargarlo, tendría que usar el de Ubuntu). Nota: Si tenés un procesador de doble núcleo, es de 64 bits. Si es una máquina viejita, probablemente sea de 32 bits. Lo peor que puede pasarte es que descargues la versión incorrecta. Al intentar instalarla (con un dobleclic sobre el .deb descargado) te aparecerá un mensaje de error. Sólo tenés que borrar el archivo y descargarte el otro. O ahorrarte problemas e instalarlo desde los repositorios.
  5. Una vez se ha instalado VirtualBox, la encontrarán en el menú “Accesorios” o “Herramientas del sistema“. Puede que aparezca en otro menú, dependiendo de la versión o de la distribución. La abrimos y cuando se cargue la cerramos nuevamente.
  6. Ahora copiamos la carpeta “.VirtualBox” que habíamos resguardado y la pegamos sobre la otra (la nueva, que acabamos de instalar). Se nos preguntará si queremos mezclar los archivos y si queremos remplazar los existentes. Respondemos que sí a todo activando las casillas para que no pregunte con cada archivo.
  7. Listo. Abrimos la máquina virtual nuevamente y allí están todos nuestros sistemas operativos instalados.

Obviamente, si tenías instalado el VirtualBox libre, no podés copiarlo encima del privativo, y viceversa. Tenés que seguir con el mismo software que venías usando. Al menos eso es lo más lógico.

Este mismo truco podés usarlo para otro tipo de software. Casi siempre funciona. Incluso en Windows. :-)

About these ads

Un pensamiento en “Copiando VirtualBox de una PC a otra

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s