Parapsicólogos más locos que los pacientes

Hace muchos años, cuando hacía mis primeras indagaciones en este terreno y contemplaba con mirada de adolescente azorado que lo que creía un tema restringido sólo a la especulación metafísica o a l…

Origen: Parapsicólogos más locos que los pacientes. « AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Gustavo Fernández: Una luz sobre el Misterio

Para escuchar, descargar y suscribirse al feed, pase por nuestro canal en iVoox. (Clic en la imagen)En el podcast que te recomiendo hoy, vas a tener la oportunidad de escuchar una entrevista a uno de los investigadores y divulgadores más importantes del mundo en el terreno de lo paranormal –y no me refiero sólo al de habla hispana– que vive en Paraná (si no está viajando), capital de una provincia con mucho verde, pero como podrás apreciar, también con mucha materia gris. Y gracias a la Red de Redes, podrás escucharlo (o descargarlo en formato mp3) donde sea que te encuentres.

Gustavo Fernández

Gustavo Fernández: Investigación, reflexión y divulgación sobre los Misterios del Hombre y el Universo.

Como te digo, Gustavo Fernández es una de las mentes más claras y precisas en el ambiente paranormal en su doble rol de investigador y divulgador y uno de los librepensadores más críticos con todo tipo de pseudo explicaciones, ya sea que provengan tanto del academicismo científico como de colegas.

Periodista, escritor, conferencista e investigador de los fenómenos forteanos por todos los medios a su alcance –ya sean analógicos o digitales– no se limita a recopilar casos. La agudeza de sus reflexiones no te dejará sin tomar partido.

Así que si te interesan los Extraterrestres, la Autodefensa Psíquica, la Vida después de la Muerte, el Chamanismo, la Parapsicología y los fenómenos extraños en general, vas a querer escucharlo y tal vez seguirlo de cerca, ya sea a través del podcast o leyendo la revista (gratuita por email) o alguno de sus blogs.

En esta entrevista de dos horas –que le realizan desde España, vía Skype– Gustavo Fernández habla de muchos temas (que no menciono aquí pero constan en la entrada original) y sus reflexiones no pasarán inadvertidas tampoco para el hombre común de nuestra época. Te invito a…

escuchar o descargar:

Declaración de conflicto de interés: Soy amigo de Gustavo, he sido alumno suyo y colaboro con él desde hace… ¡décadas? No obstante, a poco de escuchar este u otros podcasts o leer alguno de sus trabajos (a los que se puede acceder en forma gratuita) te darás cuenta de que no estoy errado en mis apreciaciones y Gustavo no necesita de mi pobre promoción. 🙂

Conferencia gratuita: Verdad y mentira de la Parapsicología

¿Qué puede –y qué no puede– hacer la Parapsicología por usted? ¿Existen los “hechizos” y “maleficios”? ¿Sabía que en muchos países la Parapsicología tiene reconocimiento oficial e incluso existen proyectos militares para la aplicación de la misma?

Con amplia documentación y más de treinta años de trayectoria ininterrumpida, Gustavo Fernández, parapsicólogo, analista junguiano, escritor (con 17 libros publicados), Director del “Centro de Armonización Integral” y la revista digital “Al Filo de la Realidad”, presentará el resultado de su experiencia e investigaciones en esta charla abierta a todo público y de entrada libre y gratuita.

Día: Viernes 29 de julio, 20 hs (se ruega puntualidad) [hasta las 22:30]
Lugar: Córdoba 133, Paraná, Entre Ríos

Nota: Yo no podré asistir porque estoy trabajando a esa hora, pero definitivamente les recomiendo que vayan. Es una excelente ocasión para enterarse de muchas cosas y aclarar otras, con un tipo que sabe, y una oportunidad que no se presenta muy seguido… ¡Calidad y precio inmejorable! 🙂

A los escépticos de buena fe

Espero, sinceramente, que estos dos artículos te abran los ojos:

Carta abierta a los cientificistas

“Todos asumen que los científicos son éticos, y muchos no somos mejores que los políticos.” (Gil Grissom, en CSI)

Hace unos días, un lector atento a lo que uno va compartiendo a través del feed (no el del blog) me envió una crítica educada, de esas que todo blogger quiere tener, y me puse a responderle en lo que pensé serían un par de párrafos, más para devolverle la atención que para defenderme, ya que como digo, no me critica a mí personalmente sino a mi forma de ver las cosas. O estoy hilando fino o será que no me quiero dar por aludido. 🙂 Como sea, con tantos argumentos y ejemplos se me hizo larga la respuesta y decidí publicarla, ya que es un tema que nos afecta a todos.

(Repondré los verdaderos datos del lector si me lo solicita)

El 26 de agosto de 2010 18:02, Fulanito <fulanito@.com> escribió:

Hoy escuche este programa (1) y la verdad me cuesta un poco entender la razón por la que desconfías de la ciencia.(2)
La ciencia se basa en evidencias no en “códigos secretos” o “fuerzas ocultas”.
Seguramente no necesitas ningún consejo al respecto pero si fuera tu empezaría a desconfiar de estas explicaciones alternativas y conspiraciones.
Nos vemos y espero que este comentario no te moleste mucho.

(1) Se refiere a este podcast.

(2) Se refiere al comentario con el cual compartía yo dicho enlace: “Hubo otras humanidades antes que nosotros. La ciencia académica nos sigue mintiendo.”

Hola Fulanito:

Tu comentario no me molesta. 🙂 Además, ya pasé esa etapa hace mucho. Estoy acostumbrado, pero cada vez más convencido de lo que pienso porque cada vez tengo más evidencias, y cada día hay más gente que se da cuenta de lo mismo (y no podemos estar todos locos, ¿o sí?). Si así fuera, sería gravísimo.

Pero incluso la misma ciencia me brinda esa seguridad, como verás más adelante. Las explicaciones alternativas surgen porque las oficiales son insuficientes y muchas veces, hasta mentirosas.

Con mi frase quise decir que desconfiaba de la ciencia “académica”, no de toda la ciencia… Pero fui demasiado sutil.

Me explico:

(1) Ciencia es una manera de pensar y proceder. No es algo exclusivo de los que tienen guardapolvos, microscopios, computadoras, diplomas y cargos dentro del academicismo científico. Todos podemos hacer ciencia, obviamente, siguiendo el método científico. Pero la verdad no es algo exclusivo de la ciencia establecida.

(2) La ciencia no es la única forma de conocer la Realidad: también están las diversas disciplinas del arte y la espiritualidad. Tal vez necesitemos de las tres para comprender (abarcar) toda la Realidad. La ciencia es insuficiente para describir un beso o una canción.

(3) Ni siquiera la ciencia está segura de todo lo que sabe. El conocimiento científico va mutando, se desactualiza, vamos aprendiendo cosas nuevas. La ciencia está cambiando constantemente (o debería, al menos en parte). Podríamos decir que está evolucionando.

(4) Además de que es poco lo que sabe la ciencia “a ciencia cierta”, es muy poco lo que conoce del Universo. Como mucho, un pobrísimo 5%. Reitero: del Universo conocido (y del cual no estamos seguros) conocemos aproximadamente el “cinco” por ciento. El otro 95% es “materia o energía oscura”, que no se puede ver ni detectar.

Por las dudas creas (vos u otros lectores) que estoy –como decimos en Argentina– “bolaceando“, es decir, diciendo pavadas, te copio y pego las fuentes:

NASA, Setiembre de 2006:

Composición del cosmos

Según estimaciones recientes, resumidas en este gráfico de la NASA, alrededor del 70% del contenido energético del Universo consiste en energía oscura, cuya presencia se infiere en su efecto sobre la expansión del Universo pero sobre cuya naturaleza última no se sabe casi nada.

Pero se pone mejor:

NASA, Febrero de 2007:

Torta de "Materia Oscura"

Distribución estimada de la materia oscura: 22% de la masa del Universo. Energía oscura: 74%. La materia "normal" constituye sólo el 0,4% de la masa del Universo.

Es decir que las teorías, pruebas y explicaciones con las que mucha gente está tan conforme (incluyendo a muchos científicos) se construyen teniendo en cuenta sólo una fracción de la Realidad. ¡Tienen un agujero del 99,6%!

(5) Y eso es sólo considerando a ESTE universo nuestro como el único. Porque hay fundadas sospechas de que vivimos en un “Multiverso“. Vean:

CIENTÍFICOS PROPONEN LA EXISTENCIA
DE UNIVERSOS PARALELOS

Domingo, 25 de marzo de 2001 – United Press International

Astrofisicos españoles y estadounidenses alegan que el universo que habitamos contiene un número infinito de otros universos iguales al nuestro, conocidos como “Regiones O”, con las que podremos comunicarnos algún día. Jaume Garriga de la Universidad de Barcelona y Alexander Vilenkin de Tufts University han denominado este concepto “muchos mundos en uno solo”.

Según explicaron a UPI, estos universos son parecidos al nuestro –comparten formas de vida parecidas, por ejemplo– debido a que comparten un distintivo clave con nuestro mundo: una cantidad finita de historias distintas. Una historia se define como la manera en que algo ha evolucionado al paso del tiempo y la manera en que seguirá evolucionando.

Hasta ahora, los físicos jamás habían podido hacer semejante aseveración. El equipo publicará su hipótesis en el ejemplar de verano de Gravitation and Quantum Cosmology.

¿Son disparatadas estas ideas? Alan Guth dice que no.

El físico del  Massachusetts Institute of Technology  afirmó: “¿Qué si pienso que sus ideas son factibles? Definitivamente sí. De hecho, admiro la precisión con la que han expresado sus ideas. Considero que el trabajo de Alex Vilenkin y sus colaboradores es el trabajo puntero de este campo”.

“Cada vez que se te ocurre un pensamiento de que algo terrible pudo haber sucedido,” explicó Vilenkin a UPI, “puedes estar seguro de que efectivamente ha sucedido en algunas de las otras Regiones-O”.

Lo que es más, dado que algunas Regiones-O tienen historias idénticas o casi idénticas a la nuestra, “si te escapaste de un accidente aquí, entonces no tuviste tanta suerte en algunas de las regiones-O con los mismos antecedentes históricos”. Los mundos que suponen Garriga y Vilenkin no son completamente desastrosos, sino hasta divertidos. “Copias lejanas de nosotros mismos desempeñan toda suerte de papeles en estos mundos. Existen Regiones-O en donde Al Gore ganó la presidencia, y –claro que sí– ¡Elvis Presley sigue vivo!

A la par que se expande el universo visible, da origen a nuevos universos. Dado que la inflación es eterna, la creación de universos nuevos es igualmente eterna. “En un universo que cambia de manera eterna, cualquier cosa que sucederá podrá suceder, y sucederá una cantidad infinita de veces.”

Guth también opina que la hipótesis de mundos múltiples tiene profundas implicaciones filosóficas. “Ya sabemos que nuestro mundo es meramente una mota de polvo en un cosmos infinito, pero ahora se nos dice que ni siquiera tenemos un copyright sobre nuestras identidades”, manifestó Guth a UPI. “Al contrario, cada uno de nosotros es en efecto solamente una copia de una cantidad infinita de seres completamente idénticos a nosotros mismos”.

Publicado en la revista (gratuita por email) Al Filo de la Realidad, en AFR Nº 146.

Y ahora vean esta otra publicación científica:

UNIVERSOS PARALELOS

No son sólo un producto de la ciencia ficción: los otros universos son consecuencia directa de las observaciones cosmológicas

por: MAX TEGMARK

Scientific American, mayo de 2003

* Una de las muchas consecuencias de las recientes observaciones cosmológicas es que el concepto de los universos paralelos no es una mera metáfora. El espacio parece tener un tamaño infinito. Si es así, entonces en alguna parte allá afuera, cualquier cosa posible se convierte en real, sin importar cuán improbable sea. Más allá del alcance de nuestros telescopios hay otras regiones del espacio que son idénticas a las nuestras. Esas regiones son un tipo de universo paralelo. Los científicos pueden incluso calcular qué tan lejos están estos universos, en promedio.

* Y eso es física bastante sólida. Cuando los cosmólogos consideran teorías que están menos establecidas, concluyen que otros universos pueden tener propiedades y leyes de la física totalmente distintas. La presencia de tales universos explicaría varios aspectos extraños del nuestro. Incluso podría responder preguntas fundamentales acerca de la naturaleza del tiempo y del mundo físico.

Publicado en la revista (gratuita por email) Al Filo de la Realidad, en AFR Nº 133.

Para decirlo en cristiano: ¡Santos agujeros científicos, Batman! ¡Del universo no sabemos casi NADA!

En el otro platillo de la balanza, debo reconocer, desde hace un par de años vengo notando que parece haber cada vez más “locos sueltos” (hablando mal y pronto) y contactados de todos los colores (con la Virgen, con los ángeles, con los ET, con los muertos, con vidas pasadas…). Evidentemente algo está pasando. Te hago esta aclaración porque puede que vos también lo hayas notado y tal vez creas que todos los que andamos en estos temas somos así. Pero no soy, por decirlo así, de los locos de esa clase.

Pero en realidad lo que quise decir no es que desconfío de la ciencia como instrumento para conocer el Universo (aunque es claramente insuficiente, y los conocimientos que ésta nos proporciona deben irse actualizando), sino que desconfío de los científicos. Y no porque no piensen igual que yo, sino porque no son coherentes con sus propios principios o reglas. ¿Cuántos científicos conocés que se hayan puesto a estudiar, por ejemplo, la Astrología, los OVNIs o los Mayas, antes de opinar? ¿Dónde carajo está la tan cacareada y poco practicada objetividad científica?

Hay veces en que sus representantes parecen una secta fanática. Para más aclaraciones, me remito a los dos artículos que recomiendo al final.

Además, los científicos son personas con los mismos defectos que vos y yo –lo que no es poco ;-)– y encima están incentivados económicamente a no moverse de sus lugares.

Hay científicos que saben decir “no sé”, “puede ser”, etc., pero la mayoría no sabe dudar. Perdón, me rectifico: la mayoría de los que están en los puestos públicos, en las universidades, etc. Son como los alumnos que han aprendido de memoria y siguen recitando lo mismo una y otra vez durante toda su vida. No aceptan nuevas pruebas o indicios, nuevas teorías, nuevas interpretaciones, etc. Son “académicos”, no “científicos”.

“Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.” Confucio

Hay científicos en serio que sí hacen ciencia, pero trabajan en silencio para que no los ridiculicen, no les quiten sus becas o trabajos, o no les impidan publicar en las revistas científicas. Otros, se han conformado con la explicación oficial-tradicional. No saben, no pueden o no quieren cambiar. Tontos hay en todos lados, incluso con doctorados. Pero otros son como los políticos: Trabajan por el poder, por el prestigio, por el dinero… NO POR LA CIENCIA, no para saber la verdad.

En el área de Salud debería serte evidente. La pandemia de gripe A-H1N1 fue inventada. Fue un negocio multimillonario para las farmacéuticas. Muchos médicos son cómplices. Y se hizo en complicidad con las autoridades sanitarias de Naciones Unidas y los gobiernos de distintos países. Hubo algunas excepciones, como el de Polonia. Y el avión en que viajaban todos a Rusia se estrelló. Qué mala suerte…

Con los climatólogos pasa lo mismo. Nos quieren hacer creer que el planeta se calienta por culpa nuestra, o por los pedos de las vacas. Es un cuento. No importan otros estudios, ni otras teorías, ni que los datos que usó el comité asesor de NU son truchos, adulterados. No importa que no haya consenso en la comunidad científica: Te lo venden igual como la única explicación posible y como un voto unánime. Y además, negando las evidencias. Por ejemplo, que los demás planetas también se están calentando. Por eso estamos enviando cada vez más sondas a investigar el sol. Parece ser que un pico de actividad solar se producirá alrededor de 2012.

En fin… No estamos hablando de que piensen igual que yo –no soy el único, por las dudas te aclaro– sino de que acepten analizar otras evidencias y sobre todo, que no hagan como los arqueólogos que cada vez que encuentran algo que no encaja con su concepción anacrónica de la Historia Humana, antes de decir “no sé” te ponen el casete de los “rituales” y “objetos de culto”. Y encima no tratan de explicar todo lo que encuentran. Te arman una teoría que explica ALGUNAS cosas y lo peor es que lo demás, lo que no encaja, lo barren bajo la alfombra de sus conveniencias. Eso es FRAUDE científico. Para los científicos de en serio y cualquier buscador de la verdad, es escandaloso e indignante. Por eso también gente como yo salimos a hablar. Hay “científicos” que son serios sólo porque no se ríen (para afuera).

Grissom tenía razón. Hay mil ejemplos. Si tenés interés, investigá por tu cuenta. Aquí algunas sugerencias:

(I) Si te interesa la salud o la Medicina, investigá la mafia de las Farmacéuticas, (en mi blog y en el enlace de mi firma vas a encontrar varios artículos sobre la pandemia o sobre las vacunas, o sobre el SIDA, donde empezar).

(II) Si te interesa la Ecología o el tema del Cambio Climático, investigá el ClimaGate o cómo se fabrican las cifras para que concuerden con la teoría que más les gusta. ¡Un INDEC climático!

(III) Si te gusta la Arqueología, tenés misterios en la dirección que mires, en todos los países. Pero empezá por lo más evidente: investigá cómo construyeron la Gran Pirámide de Giza (podrías conseguirte, entre otros, el libro de Rodolfo Benavides: “Dramáticas profecías de la Gran Pirámide”). Y si te queda tiempo, investigar también la de Cholula.

(IV) Si te interesa más la política internacional, la seguridad, la guerra o las conspiraciones, investigá lo de las Torres Gemelas y el Pentágono, el 11/S (en mi blog tenés un montón de info, testimonios, videos, etc.). O los chemtrails (estelas químicas, verdaderas fumigaciones sobre nuestras pobres, embrutecidas y adoctrinadas cabezas). O las confesiones de un gángster económico. Escuchate también la sección “La cara B” de este podcast. ¡Después decime si no existen las conspiraciones!

(V) Si te interesan más los misterios científicos, los históricos, o los extraterrestres, leete cualquier libro de Erich von Däniken (no vas a tener problemas en encontrar sus best sellers en cualquier librería o en Internet). Si preferís el video, mirate estos días la serie “Alienígenas Ancestrales” en el History Channel. O leete “El libro de los condenados” de Charles Fort, que hizo una recopilación e investigación de miles de misterios (de allí viene la expresión “hechos forteanos” para denominar a todo lo misterioso). O investigá lo que hizo y lo que le pasó a Nikola Tesla.

(VI) Si te gusta más la Física, la Astronomía, la Astrofísica, entonces ponele cifras a la Ecuación de Drake, o metete en el tema de la Física Cuántica y después contame si no te parece… ¡el reino de la magia!

En fin… El funcionamiento del Universo como nos lo han contado, es un cuento. Y LA HISTORIA HUMANA que nos han enseñado ES OTRO CUENTO MÁS GRANDE AÚN. Aquí lo podés escuchar.

¡Y quienes los inventan son los científicos! Cuentos que después repiten como loros los maestros, religiosos, periodistas, etc. Lo peor es que no se trata de un tema de falta de información o medios para llevar adelante las investigaciones, sino de estrechez mental sumado a beneficios monetarios y políticos. Así también nos dominan. Somos peores que los esclavos, porque no nos damos cuenta de las cadenas que nos atan.

Y a pesar de que ellos tienen la culpa (los que nos dan información falsa, muchas veces a sabiendas), nosotros también somos responsables. No queremos saber la verdad (¡la verdad de nada!). La gente común prefiere la seguridad de lo que se le ha dicho en la escuela o en el púlpito. La verdad consagrada en los altares de los templos o las universidades. Sí, los altares científicos son tan amplios como los otros. Las personas también tienen miedo, convenientemente reforzado por las campañas de “pandemias” inventadas, “armas de destrucción masiva” (como las que NO había en Irak) o miedo al infierno, o miedo a que le echen del trabajo y sus “amigos” le miren como bicho raro. Muchos quieren conservar sus posiciones en la sociedad, aunque sea a costa de la verdad…

Paciencia. Ya hay muchos que van tomando conciencia de muchas cosas (como en esta conferencia sobre Las Danzas del Sol) y no se tragan la píldora azul (no me refiero al viagra sino a la que Morfeo le ofreció a Neo, en Matrix). Hay que tomarse la roja y ver cómo son las cosas en realidad. La realidad Real. Sobre todo los científicos: Ellos más que nadie, los verdaderos sacerdotes de nuestro tiempo tecno-científico, deben buscar y decir la verdad. O por lo menos, no mentir.

No te pido que abandones tu ciencia, sino que la utilices rigurosamente. No creas lo que yo te digo, pero sé coherente con tus pensamientos y tampoco creas lo que te dice la “ciencia establecida”. Investigá. Leé. Escuchá podcasts y mirá videos. Contrastá. Asistí a conferencias. Y no creas todo lo que veas. Hay chantas, estafadores y tontos en estos temas… tantos como los hay con trajes, guardapolvos blancos o diplomas colgados en la pared. Acordate que en una época los que tenían el poder mandaban a la hoguera a gente como vos. No caigas en el error de repetir la historia prejuzgando a esos otros “loquitos sueltos”, “conspiranoicos”, etc.

Lo que te he dicho son sólo ejemplos y pistas que te doy como para que puedas empezar por algún lado. Pero te voy a decir algo asombroso: empezá por uno de esos temas o cualquier otro que te interese (así de seguro estoy). Un consejo: Buscate un tema que te guste mucho y en lo posible que te divierta. Pero investigalo bien. Tomalo como un pasatiempo. Amalo. Practicalo. Empapate. No veas sólo la superficie. Aprendete todo lo que puedas sobre eso y seguí aprendiendo. Mantenete actualizado. Andá hasta el fondo…

Y te anticipo que más temprano que tarde, vas a notar dos cosas:

  1. Una, que todo lo que te han hecho creer no es más que un cuento para niños (como el de Adán y Eva), que no está mal si sos un niño… pero si sos grande, tenés que ver la historia sin censura. La que predomina, el relato oficial, tiene muchas piezas que entran a la fuerza y demasiados agujeros.
  2. Y otra, que todos los temas están relacionados… 🙂 y tendrás que seguir investigando por otras ramas del saber, cualquiera haya sido el tema por donde empezaste.

Tal vez esa sea, después de todo, la meta final: la evolución de la conciencia.

Saludos,
Quique.

Mi blog: http://www.quiquemarzo.com.ar
Compartiendo: http://www.google.com/profiles/quiquemarzo


Lectura súper recomendada:

Carta abierta de un parapsicólogo

“Al psicoanálisis no se le debe una sola ley científica y ni una sola predicción certificada. En cambio, se anima a explicarlo todo, desde las fobias y los actos fallidos hasta el arte y la guerra. Y se atreve a entrometerse en la vida privada de miles de infelices enfermos mentales (…). Un auténtico quiste en la cultura contemporánea…”. (Mario Bunge)

Excelente artículo de Gustavo Fernández (escritor, investigador incansable de lo paranormal y director de la revista gratuita por email Al Filo de la Realidad) para reflexionar sobre cómo pensamos, sobre nuestras creencias y también sobre la hipocresía en los medios de comunicación masiva, entre otras cosas. No te lo pierdas:

Carta abierta de un parapsicólogo