Recalculando

Estimados lectores (todos y todas, jiji):

Habrán notado que hace unos días que no publico en el blog, especialmente en materia de política y economía argentina, pero no es que haya comprado dólares y viajado de vacaciones al exterior (en este país en joda, los chistes te salen aunque no te lo propongas). Como pueden intuir por la calidad de las entradas, por cada artículo/video/audio que recomiendo, tengo que leer/ver/escuchar media docena o más. Resultado: Estoy saturado y asqueado.

Sumado al tiempo que insume la selección de la información, no quiero llegar a estresarme, ni que me salgan más canas o se me caiga el pelo… o algo peor.

También pienso que lo que vengo diciendo (con artículos propios o enlaces) dentro y fuera de la Red de redes –básicamente: que nos gobiernan DELINCUENTES Y BURROS– ya es tan evidente que me voy a ahorrar esfuerzos y pastillas para la garganta. El que quiera ver, que vea. Y el que no… la realidad le derribará la puerta en cualquier momento. Que apronte la vaselina.

Francamente, ya tengo un cansancio y un hartazgo… que me gastaría toda la plata en granadas. De todos modos, lo voy a exponer lo más claro y sintético que pueda en una entrada posterior a esta, que quedará fija debajo del lema del blog, que ya es de por sí muy sintético y expresivo. Así, todos nos ahorraremos tiempo y yo podré dedicarme a otras cositas, como dar de baja la cuenta de Facebook y hacer horas extra para pagar el Impuesto a las Ganancias. Eso me pasa por trabajar.

Además, ya tenía ganas de dedicarle más tiempo a otros temas… tecnológicos y paranormales (esperen más de eso por acá).

Pero no se preocupen que no me hice cristinista ni apolítico. Lo relativo a la marcha del país (no sólo política y economía) condimentado con humor, consejos ortográficos, breves científicas y otras cosas interesantes que van apareciendo, irán por Twitter (en la iPad y con Echofon for Twitter [hay otro para Facebook] se lee/ve/oye y comparte muy cómodamente). Me pueden seguir por @quiquemarzo . Uno se puede enterar de muchas cosas en poco tiempo, si sigue a las personas correctas, y por lo general, antes de que aparezca la información en los grandes medios. Ya sea en el celular o la computadora, les recomiendo que prueben una semanita siguiendo sus medios de comunicación favoritos, estrellas de la música, el cine o la TV, deportistas y gente común. Exploren. No hay cómo aburrirse.

Sí, en efecto: como estaba con poco tiempo, cansado y saturado de tanta información, me metí en Twitter… ¡PLOP! :-D

Twitter planea censurar

Ya se enteraron de la noticia. Aquí algunas repercusiones:

Me pregunto si no habrá ya una lista de periodistas argentinos calificados como “destituyentes” y hasta de “terroristas de la información” que no puedan hacer circular sus tuits.

Más allá de firmas, boicots y campañas varias, si finalmente la red del pajarito nos censura, tendremos que volar hacia otro lado…

Argentina es el país de América latina donde los usuarios pasan más tiempo en Internet

Argentina es el país de América latina donde los usuarios pasan más tiempo en Internet – Economía para todos.

Caso Fibertel: tomémoslo con humor

Soy usuario de Fibertel, así que muy tranquilo no estoy. Además, para poner ADSL tendría que contratar una línea telefónica fija, o para poner cablemodem u otra conexión inalámbrica tendría que pagar más de lo que pago ahora.

A este des-Gobierno lo único que le interesa es hacer millones (robando) y dañar lo más que pueda al Grupo Clarín (con o sin razón, esa es otra cosa) para poder controlar los medios de comunicación (y así, los votantes) y no le importa lo que le pase a un millón y medio de clientes.

En vez de haber cada vez más empresas que puedan dar el servicio, para que haya competencia y mejore la calidad o los precios, estamos cada vez más rehenes del duopolio de las telefónicas. En fin…

Las genialidades de Nik…

en La Nación (si te registrás, podés suscribirte por email a los contenidos que quieras, por autor o tema)

Recomendados

Revolución de las Redes Sociales

Muchas personas no las conocen aún, y algunas redes sociales no son para todos, ya que están dirigidas a un público (nicho) determinado. Pero cada día hay más. La tecnología de las redes sociales no hará más que expandirse y refinarse.

Facundo Arena de Alternaria.tv encontró este video traducido al castellano y lo vuelvo a recomendar, sobre todo al que ande medio desenchufado de la tecnología o el mundo en línea. Hasta a mí me asombró. :-)

Comentarios: Apronten el dedo para pausar, porque va rápido para poder leer. Hay música, pero no es imprescindible. En un momento aparece una cifra “billón” que no es tal. Lo correcto es “millardo”, es decir, mil millones (que en inglés se dice “billion”, pero son tres ceros menos que nuestro billón). Aquí te lo explican con ejemplos.

Una cosa más: Al final hay una aclaración que hace quien tradujo el video, que es correcta, sólo que la expresión en inglés está bien pero la interpreta mal, porque desconoce el contexto (vive fuera de EEUU o no le interesa la política) ya que la cita no se refiere a la “estúpida economía” sino a que quien dijo la frase (Bill Clinton) le hablaba sobre la economía al “estúpido” de Bush padre. La explicación está en la Wikipedia.

Artículos recomendados

Y no olviden que pueden seguir mis publicaciones en este blog con este feed y también el feed donde recomiendo otras lecturas que me voy encontrando. :-)

Comentarios sobre Google Wave

Hay gente que ha podido probar Google Wave y no les ha gustado. Lo han criticado. Pero no se han detenido a pensar que no es la versión definitiva, ni siquiera una beta pública. Es una beta para desarrolladores o testeadores, no para el público en general.

Yo no he recibido una invitación todavía, pero desde el momento que vi el video supe que sería un éxito. Un hito de la web social. Ya no veo la hora de que salga de una vez. :-) Se supone que estaría listo para fines de este año. Esperemos que lleguen a tiempo, o que sea el primer hit de 2010.

Mientras tanto, mi tocayo Enrique Dans hace un análisis después de usar Wave, con una opinión sumamente positiva. También a Flavio Guinsburg del podcast Puro Mac le ha gustado mucho y lo pueden escuchar en su episodio Nº 157. En el episodio Nº 77 del podcast Latin Tech Talk, Omar Egan, Alvaro Calero y Ernesto Echeverría comentan su funcionamiento.

A partir del video y otras ideas mías, hace un tiempo hice una infografía sobre Google Wave y la influencia que tendría sobre muchos otros servicios, software y redes sociales. No estoy hablando de sustitución (no al menos en el corto plazo) sino de influencia. Pero de la grande. :-)

El futuro de los blogs, podcasts y videopodcasts

Anduve dando vuelta por la web (para no decir “webeando”, que suena mal, jiji) y me encontré con algunos VideoPodcasts que no conocía.

Los he agregado a los enlaces que ya tenía aquí al costado, así que no dejes de echarle una mirada a la categoría Videopodcasts.

En uno de los que vi, llamado “Dotpod TV” (lo encuentran junto a otros en FabioTV), hacen buenos comentarios sobre la vida en línea, hardware, software, tecnología en general, y es conducido por dos argentinos: Francisco Sanguineti y Federico Picone.

Comentario aparte:

Antes de ir al punto que quiero tratar, déjenme recomendarles a Francisco y Federico (y a todos los que estén pensando en producir su propio podcast o videopodcast) que bajen el volumen de la música un poco más, o que directamente no la usen, porque dificulta oír sus voces; y cuando se oyen, se dificulta prestarles atención.

En el mundo del podcasting hay gente que usa música de fondo y lo hace muy bien, como Valente Espinosa de Odaiba Net, pero él graba en su estudio, con un buen micrófono y tiene un buen caudal de voz. Cuando estamos en exteriores y sin micrófono externo, el sonido tiende a ser mediocre y si no tenemos una voz clara y alta, los oyentes nos la pasamos tratando de escuchar, de rescatar la voz de entre el ruido ambiente, en lugar de estar oyendo con claridad y prestando atención a lo que se dice.

Los podcasts de audio o video de a dos personas son más llevaderos, y además, siempre se pueden usar otros recursos para mantener la atención del público, como el humor, los gráficos, algún sonido o efectos especiales en la edición.

Además, si el espectador quisiera escuchar música, al menos cuando está en la PC, puede poner su propia música. :-) Así que no hay de qué preocuparse, podcasters y videopodcasters: los podescuchas y espectadores queremos la información primero, y en lo posible que se escuche bien. Aunque haya un poco de ruido, si el contenido es bueno, la audiencia se queda.

Fin del comentario y vamos a lo que nos interesa a todos.

El internauta común no necesitará usar blogs, porque para contactar con sus amigos usa las redes sociales.

El internauta común no necesitará usar blogs, porque para contactar con sus amigos están las redes sociales.

Uno de los temas que trataron Federico y Francisco fue la muerte de los blogs (Dotpod TV #12), donde se rieron con razón. Otro fue donde trataron la evolución de los blogs (Dotpod TV #13). Y me dan pie para reiterar mi punto de vista.

Creo que los blogs no van a morir, como erróneamente se suele decir de vez en cuando, pero su número sí va a sufrir una reducción drástica. No tengo cifras, pero sí un par de razones.

Primera: Porque mucha gente se está mudando de la blogosfera hacia Facebook, Twitter y otras redes sociales, y otra gente ni siquiera va a pasar por los blogs, porque lo que quiere es estar en contacto con sus amigos y conocidos y cuando tenga la necesidad ya podrá acudir directamente a las redes sociales. Es más, me arriesgo a decir que hacia fin de año cuando salga Google Wave probablemente haya cierta migración desde las redes sociales y software de mensajería instantánea hacia Wave; en unos días les diré por qué.

Así que los blogs quedarán para quienes nos gusta escribir, para hacer periodismo, divulgación, campañas de concientización, institucionales, activismo y todo lo que sea publicar para el gran público, no solamente para los amigos de quienes necesitamos retroalimentación.

Segunda razón: Supongo que la gente no irá a un blog a leer lo mismo que publican los diarios, así que deduzco que los bloggers tendrán que especializarse en algún tema, investigar más, hablar de lo que verdaderamente saben y dar un valor agregado a las noticias, algo que no se puede obtener de la web de un diario o revista.

Probablemente, si los medios tradicionales se vuelcan a la Red de redes en forma de diarios y revistas web lo harán con artículos superficiales, para todo público (y si insisten con el papel, tendrán que buscarse su propio nicho; y eso que no han llegado aún los lectores de libros/diarios/revistas/pdf/etc electrónicos). Entonces, para los blogs, podcasts y videopodcasts quedarán nichos de usuarios. Habrá que detectarlos y especializarse. Tal vez la hora de hacerlo llegue cuando las estadísticas muestren que las visitas caen, o cuando los productores amateurs de contenidos (que no obtienen ganancias económicas de su trabajo) terminen por cansarse y cierren.

Los medios masivos no pueden especializarse, mientras que los 2.0 no pueden saber de todo.

Los medios masivos no pueden especializarse, mientras que los 2.0 no pueden saber de todo.

Lo mismo que ocurra con los blogs, sucederá con los podcasts y videopodcasts. Yo no voy a perder una hora escuchando las noticias viejas por un podcast/videopodcast cuando puedo leerlas el mismo día que se publican y en la mitad del tiempo, sabiendo la fuente y leyendo sólo lo que me interesa en lugar de escuchar lo que el podcaster haya decidido publicar. ¿Se comprende?

Yo quiero decidir qué contenidos leer, ver o escuchar. Si alguien elige los contenidos por mí (no me deja elegir), me voy a otro lado. Por eso creo que los blogs donde se puede leer de todo, o los podcasts y videopodcasts donde no hay un tema fijo, o por lo menos algunos temas centrales, tenderán a desaparecer. Por ejemplo: si yo quiero saber de tecnología, no quiero que junto con eso me den música, cine y los últimos chimentos de la farándula. Cuando quiera saber del mundo de la música, voy y me suscribo a los contenidos musicales que a mí me gustan, preparados por personas que saben o que le dan el toque que a mí me gusta. La mezcla no es buena, porque el que mucho abarca… El medio termina siendo ni chicha ni limonada. Mediocre.

Así que los bloggers, podcasters y videopodcasters tendremos que volvernos productores de contenido más serios. Eso no quiere decir que tengamos que crear contenidos desde la nada. Se puede crear investigando, reuniendo contenidos que están dispersos, comparando, reflexionando, etc. Lo que es seguro es que no podemos copiar y pegar lo que publican los grandes medios (como es regla en la blogosfera), ni estar hablando o filmándonos repitiendo como loros lo que dicen los diarios y revistas en línea.

Y como muchos de los blogs que hay son mediocres, pura copia de otros, publicidades encubiertas, y noticias de nuevos teléfonos o acerca de los nuevos productos de tal o cual empresa o sobre qué ejecutivo cambió de trabajo, o dijo qué cosa, etc., al disminuir considerablemente las visitas (que se van a las redes sociales) entonces tenderán a desaparecer.

Quedarán los medios que realmente aportan algo nuevo, o le dan una profundización o un nuevo enfoque a los temas que propongan los medios masivos. Y guarda, que si estos medios realizados por fans o usuarios desde sus casas logran monetizarse, desplazarán a los grandes medios. Y los grandes medios, bueh… yo creo que se van a suicidar ellos solos, publicando mentiras y material de cuarta.

Todos buscaremos al que sabe. Distintas personas para distintos temas. Habrá nuevas o mejores formas de atribuir reputación o “karma” para aquellos que publiquen buenos contenidos. Y seguramente, la forma de encontrar esos contenidos será por recomendación (boca a boca) o vía un buscador. Y ya sabemos que se están abriendo interesantes perspectivas en ese sentido, con motores de búsqueda que ordenan mejor la información y tienden a contestar preguntas en lugar de simplemente ofrecer una lista de enlaces.

¡Alegría! Los blogs y otros medios amateurs no van a desaparecer. Pero dejarán de aparecer como flores silvestres. Y se especializarán. Creo que será mejor para todos.

La info chatarra nos está descerebrando

Muchas letras y poca sustancia. ¿Nos sepultará la basura digital que se publica?

Muchas letras y poca sustancia. ¿Nos sepultará la basura digital que se publica?

Paseaba por la web de Alternaria cuando vi un “minipost” (no es mala idea, mientras no se convierta en twitteo) cuyo título era “La muerte del blog” (vayan y lean el parrafito).

Y me surgió la inquietud de seguir leyendo los comentarios, que también les recomiendo leer. (Si no lo hicieron, ¡vuelvan!) :-)

Hace rato que los blogs que se crean no superan a los que se abandonan. La moda es Facebook y el resto de las redes sociales. A la falta de pensamiento y escritura se le suman los textos cortos en sus tres sabores:

  • SMS (mensajitos por celular/móvil)
  • Mensajes instantáneos (Messenger y demás)
  • Twitteos (catarata de mensajes)

Dejemos el abuso de estos medios de comunicación para otra oportunidad y continuemos con los blogs.

Pareciera que los textos de más de una oración estuviesen condenados a los libros. No sé si porque los escritores se están cansando de producir contenidos sin ver un mango (dinero) o porque el público es incapaz de retener un par de oraciones. Sólo frases cortas, monosílabos, emoticones. Algo malo está sucediendo en muchas cabezas cuando la gente no escribe y lee poco y mal. ¿Piensa?

Y entonces surge naturalmente la idea de que los blogs desaparecerán bajo un tsunami de textos cortos.

Yo agregaría que lo mismo le sucederá al correo electrónico, si no lo mata antes el spam, el malware (virus y demás yerbas), las invitaciones a redes sociales (¡DOH!) o las mega-presentaciones de Powerpoint.

Y también perecerán los podcasts que se nutren de esos mismos blogs, reproduciendo noticias que apenas son dichas ya no les importan a nadie, porque no aclaran nada, no quitan dudas, no enseñan nada, no tienen contenido que valga el tiempo que se perdió escuchando.

Así como le ha llegado la hora (¿alguien tiene cifras?) a los blogs que copian y pegan noticias sin sentido (como las de nuevos productos, a menos que te especialices en eso) en lugar de dar opinión, también le llegará la hora a los podcasts y videocasts que copian oralmente a esos mismos blogs, en lugar de discriminar entre todo el maremagnum de información que nos llega diariamente qué pocas cosas son importantes y qué otras muchas no.

No hacen falta medios que repitan lo que dicen otros, sino periodistas o usuarios especializados en tecnologías de la información y la vida en general que cuenten lo importante, que nos saquen del analfabetismo digital los unos y nos ayuden a procesar la información relevante los otros. Si nada sobresale, si todo está en el mismo plano, si todo es del mismo color, no vemos nada.

El contenido volverá a ser el Rey, o nosotros nos convertiremos de personas a simples consumidores, a cifras que mueven un contador y hacen clic para leer noticias pagadas, noticias falsas, contenidos huecos y frívolos, ya sean 140 caracteres o blogs enteros. Si no hacemos algo, como usuarios/lectores/oyentes y también como productores de contenidos, nos tapará la mugre digital.

Ya sucedió con la televisión. Nos da calambre en el dedo de tanto hacer zapping por todos los canales. Pocas veces hay algo que valga la pena ver. Casi todo es basura. Y comenzó el éxodo a la Red. Ahora Internet necesita limpieza. Me gustaría que cada uno borrara la información vieja que mantiene publicada. ¿No es molesto llegar a un sitio que no se actualiza desde hace años?

Y además de limpieza, necesita un poco de orden. Hasta que un día llegue la web semántica o las computadoras entiendan lo que escribimos y hablamos, tendremos nosotros que distinguir entre lo que vale la pena leer/escuchar/ver y lo que no.

Es justamente ahora, cuando estamos infoxicados de tanta noticia de cuarta (como la aparición de tal o cual teléfono, o que tal empresa compra a tal otra) cuando necesitamos que alguien nos diga lo que está pasando con mirada crítica, que nos aclare, que de su opinión, que nos den información de calidad, no más información chatarra.

Los blogs y los podcasts que brinden información y no simplemente noticias, sobrevivirán. El resto, desaparecerán cuando los tontos se muden a Twitter, Facebook o la próxima moda.

Ojo, que no estoy contra esos servicios o herramientas, pero se ve que mucha gente los consume como si fueran papasfritas (snacks) o cigarrillos. Y ya sabemos que no son nada bueno para la salud (en este caso mental).