Cómo reconocer una política de Estado desde una distancia considerable

Cómo reconocer una política de Estado desde una distancia considerable | Federratas.

Caldo de Microsoft

Steve Ballmer - CEO de Microsoft

Steve Ballmer, cabeza de Microsoft. Sin comentarios...

Se vienen tiempos difíciles para Microsoft. Es un tiburón, pero medio dormido. Y hay un par de delfines muy ágiles (Google y Apple) y muchas pirañas (GNU/Linux) que se lo están comiendo vivo. Hagamos un repaso de lo que hay en el acuario (no hay mucho lugar para dónde escapar) y de lo que podría llegar a suceder en el futuro no muy lejano:

En el área de los smartphones, con dominio de iOS seguido de cerca por Android y de lejos por Blackberry OS, sin despreciar otros competidores como Bada (Samsung) y MeeGo (ya veremos) el desempeño de Microsoft es paupérrimo.

En el área de servidores, con la amplia prevalencia de distribuciones de GNU/Linux para servidores (Red Hat, u otras gratis) y el nuevo OS X Lion Server (que costará sólo 49,99 dólares adicionales, cuando antes había que desembolsar U$S 500) me parece que se le está complicando bastante. Más aún cuando todo tiende a la nube (Google y Apple –con los recientes anuncios de iCloud– ya están listas).

OS X Lion. En julio, a sólo 30 dólares

OS X Lion. En julio, a sólo 30 dólares. 50 dólares más para convertirlo en Server.

En el área de computadoras de escritorio, se le acabó la vida al Windows XP (con 10 años de vida ya es el tatarabuelo de los sistemas operativos) y la gente que tiene plata se pasa a MacBooks con Lion (U$S 29,99) y la de menos recursos económicos se pasa a Linux (gratis) y a Chrome OS (gratis), tal vez con doble booteo (con un XP pirateado, para algún juego). Recordemos que Google estará vendiendo y alquilando (a estudiantes) computadores portátiles con su propio sistema operativo Chrome OS, basado en la nube, es decir que todo está dentro del navegador, por lo que no se necesita aprender nada y todo se hace como ya lo venimos haciendo. Y si no trae un disco duro grande (para juegos), se le puede enchufar uno USB. El problema para los jugadores compulsivos puede ser la placa de video, pero alguno de los gigantes asiáticos ya pensará en una máquina decente… pero con Chromobook, no con Windows. Es más barato. Y para el usuario, es preferible invertir en una buena placa de video a estar pagando por una licencia de Windows.

Chromebook. Portátil de Google con Chrome OS (basado en la nube).

Chromebook. Portátil de Google con Chrome OS (basado en la nube).

En el área de portátiles (notebooks, netbooks y las nuevas “ultrabooks” anunciadas por Intel) por ahora domina Windows, con 7 y XP, ¿pero hasta cuándo? Si Chrome OS hace que se abaraten, la gente las va a preferir (mirá una Chromebook). Y no tardarán en aparecer distribuciones de GNU/Linux que imiten a Google. Además, el que tiene plata prefiere gastarla en una de Apple, y al mismo tiempo todos estamos mirando con ganas a las tabletas, al igual que la industria. Si este es el año de la iPad, el que viene será el de las tabletas de la competencia, no tan buenas pero a precios accesibles al gran público. Ya he visto 4 diferentes tabletas bastante accesibles en mi ciudad, de menos de 10 pulgadas pero más baratas que una netbook.

Mucha gente no necesita una computadora de escritorio y tal vez tampoco requiera una portátil con teclado. Con una tableta –y un teclado USB en la oficina o en casa para algunas ocasiones– tal vez puede cubrir sus necesidades de cómputo. Básicamente: navegación web, email, redes sociales, chat, videollamadas, procesador de textos, planilla de cálculo y algún juego. Y la facilidad de las interfaces táctiles es otro punto en contra de todo lo que necesite mouse (Windows).

En el área de tabletas (que dominan iOS y Android) Microsoft tampoco aparece, más que con anuncios para fin de año, con suerte.

¿Qué sucede si la gente se comienza a pasar (como está sucediendo) del escritorio a lo móvil, ya sean tabletas (iOS o Android) o notebooks, netbooks, ultrabooks, Chromebooks o MacBooks (con Lion, Linux y Chrome OS)? No es cuestión de si sucederá o no, sino de a qué velocidad. Me animo a decir que mucha gente hasta se podrá desenvolver muy bien con su smartphone (celular inteligente), usando algo más grande sólo en su trabajo.

En smartphones, Microsoft tampoco la tiene fácil. iOS (iPhone) y Android (en casi todos los demás smartphones) llevan la delantera. Windows Phone parece que no despega.

A eso hay que sumarle que el software libre y el de código abierto están cada vez más presentes, ganando terreno en la administración pública, en las empresas y hasta en los hogares. ¿Se reinventará Microsoft con ayuda de Nokia (que es una “plataforma en llamas”, en palabras de su propio CEO) o seguirá llegando tarde y mal preparado como siempre? ¿Habrá cambios drásticos en los cuarteles de Redmond o acaso en la cabeza de Steve Ballmer? Mmmm…

Microsoft se durmió en su castillo mientras la competencia avanza comiéndole el mercado. Me parece que se terminó la época en que no había alternativas al sistema operativo monopólico. Hoy en día hay otros mucho mejores, más económicos (para usuarios finales y fabricantes) y más fáciles de usar. Y si caen las ventas de Windows, también lo harán las de Office. Me quedan en el tintero las ganancias por otros servicios, hardware y la consola de juegos, aunque no me parece que le vaya muy bien. La competencia no te da respiro.

Concluyendo

Esto no pretende ser un análisis exhaustivo, ni siquiera tengo números o gráficos de tendencias. Es sólo mi percepción, más o menos informada, más o menos despierta, desde un país lejano –en el tuyo las cosas pueden ser distintas– donde el Secretario de Comercio Interior (Guillermo Moreno) amparado por la Presidente (Cristina Fernández) bloquea la importación de tecnología y le pone unos impuestos que te quitan las ganas de comprarla.

No obstante esa salvedad, creo que con las alternativas ya disponibles para los usuarios y cada vez más información (gracias a Internet), un poco de crisis económica y una “pizca” de marketing de manzana, el caldo donde Microsoft se termine cocinando estará casi listo, más temprano que tarde.

Ubuntu 10.10 para todo público

Bueno, ya tengo instalada la nueva versión de la distribución GNU/Linux más famosa del mundo por su facilidad de uso: Ubuntu 10.10 o “Maverick Meerkat”.

Escritorios y papelera

Cuatro escritorios virtuales (Windows XP corriendo dentro de VirtualBox en el escritorio Nº 3). La papelera no me gusta en ese lugar. Se cambia con el botón derecho. ¡Qué difícil es Ubuntu! 😉

Pero para que se ahorren tiempo y sepan a qué atenerse, voy a dar sobre la misma una opinión breve y otra detallada, más una crítica constructiva y unos cuantos consejos y también tips para que pongan su Ubuntu tal como a ustedes les guste. Pero déjenme hacer primero una reflexión para todo público:

1) FALSA CREENCIA. Hay gente que se ha quedado con la vieja creencia de que GNU/Linux ERA un sistema operativo difícil de usar. Así FUE. Hoy en día –y desde hace al menos un par de años– la mayoría de las “distribuciones” (así se llaman los distintos sabores de GNU/Linux) son muy fáciles de instalar y usar. No digo todas, porque las hay específicas para expertos, gurúes y hackers. Pero así también las hay para el usuario común, doméstico, novatos, estudiantes y hasta para niños.

2) ¿CUÁL LINUX ELEGIR? Hoy en día, la más popular para el usuario que viene del mundo Windows es Ubuntu. Yo recomiendo empezar con ella (o una de la familia, como Kubuntu, Xubuntu, Edubuntu, Ubuntu Studio, Lubuntu, Linux Mint, etc.) y una vez que nos sintamos cómodos o vemos que nos “queda chica” ya podremos avanzar en la búsqueda de una más apropiada, más desafiante, que aproveche mejor el hardware que tenemos, etc. Con el tiempo irán viendo que hay muchas otras y tal vez querrán probar otros sabores.

Transmission descargando la ISO de Ubuntu 10.10

Transmission es el Cliente de BitTorrent de Ubuntu. Deluge también está muy bueno (y hay otros). Aquí está compartiendo (ya la había descargado en la otra máquina) la imagen ISO de Ubuntu 10.10, para PC de escritorio y procesadores AMD de 64 bits. Si descargamos a través de los torrents ayudamos a que no se saturen los servidores (que es lo que suelen usar los novatos) y entre más usuarios compartimos más rápido se baja. Mirá más abajo el “Tip para seguir compartiendo la ISO (inmediatamente después de instalar)”.

3) SEGURIDAD. Otro miedo que ronda en la cabeza de alguna gente es a perderlo todo. Yo les pregunto: ¿están más seguros HOY, con todos los virus que hay para Windows? ¿Cuándo fue la última vez que hicieron una copia de seguridad? ¿Creen que nunca se les va a romper el disco duro? ¿Creen que están exentos de sufrir una pérdida del equipo (robo, incendio, inundación, terremoto, etc.)? Lo cierto es que hoy están más inseguros.

Siempre hay que hacer Copias de Seguridad, mantenerlas actualizadas y tenerlas en un lugar distinto de donde está la computadora (o podrían correr, original y copia, el mismo riesgo).

Panflute detenido y Escritorios

Panflute (primero de la izquierda) es un applet, es decir, un agregado para el panel de GNOME (que es el “Entorno de Escritorio” de Ubuntu. Sirve para escuchar música, calificarla, avanzar y retroceder, y te informa de los nombres. Todo cofigurable. Se ubica donde vos quieras. 🙂 A su derecha, los cuatro escritorios virtuales que vienen predeterminados. Se pueden agregar más o dejar un par. A gusto del usuario. Puede verse que en el primero está corriendo Firefox con varias pestañas abiertas, en el segundo está el Thunderbird y una planilla en Calc, en el tercero VirtualBox con Windows XP, y en el cuarto está Wuala, un cliente de almacenamiento social (especie de P2P) y el rectangulito es el cliente de BitTorrent Transmission. Esos son los programas o ventanas que se ven, porque están en primer plano, pero hay otros más corriendo simultáneamente. Mi máquina es un Athlon 64 X2 5000+ y 2 GB de RAM, que compré hace un par de años. 🙂 A la extrema derecha, una flechita indica que el panel se puede correr para tener más espacio vertical en la pantalla. Muy útil en una notebook o netbook.

4) PROBAR. Así que lo más sensato es hacer un respaldo de los datos importantes –nunca se sabe cuándo el diablo meterá la cola– y proceder a la instalación de Ubuntu. Hay que decir, además, que SE PUEDE PROBAR ANTES DE INSTALAR. Sí señores, se arranca la computadora con un CD Vivo (o con una memoria USB) y se prueba. Si nos gusta, la instalamos. Si no, quitamos el CD o el pendrive y nada ha cambiado. No se tocan sus archivos en el disco duro. Aclaremos que hasta que no esté instalado en el disco duro, funcionará mucho más lento.

5) ARRANQUE DUAL. También PODEMOS TENER UBUNTU Y WINDOWS A LA VEZ. El instalador pregunta si deseamos conservar Windows y en caso de así quererlo, nos pone un menú en el arranque, para que podamos elegir con cuál sistema operativo iniciar sesión (por ejemplo, podríamos conservar Windows para jugar y tener Ubuntu para todo lo demás).

6) VIRTUALIZACIÓN. Dentro de Ubuntu se puede instalar VirtualBox y dentro de este programa, cualquier versión de Windows. Es lo que se llama “virtualización”. Si la computadora tiene la suficiente potencia (si no es muy vieja, cualquier computadora lo permite) tendremos Windows para correr algún juego o programa que no podamos ejecutar con Wine (una especie de emulador), y dentro de esta máquina virtual corremos Windows, o cualquier otro sistema operativo que querramos probar.

6) PARTICIONAR. El miedo a particionar también es injustificado. El instalador lo hace por nosotros automáticamente.

7) SE INSTALA COMO CUALQUIER PROGRAMA. Y por último, también podemos instalarlo desde Windows, como cualquier otro programa. Ponemos el CD (o pendrive) y arranca “Wubi”, el instalador para Windows. Instalamos y probamos. Tendremos un menú cuando arranca la computadora que nos permite optar por Ubuntu o el viejo sistema. Si luego no nos gusta, vamos a “Agregar y quitar programas”… y listo.

Aclarado esto, vamos al análisis de lo nuevo.

¡Ah! Antes que nada:

Hacer copia de seguridad. (¿Ya era hora, no?) Este es un buen momento. No pasará nada, pero si pasa algo (como un corte de energía) no perderemos más que un poco de tiempo. Esto vale para la actualización o instalación de cualquier sistema operativo, ¡sobre todo Windows!

Dicho esto, para los que quieren la versión corta, aquí la tienen:

En mi investigación me he encontrado con alguna gente que no piensa actualizar, y quedarse con Ubuntu 10.04 (recordemos que la versión se forma con el año y el mes de lanzamiento). Si no estás seguro de pasarte a esta nueva versión Ubuntu 10.10, también conocida como Maverick Meerkat (Suricata Inconformista), aquí están mis consejos:

  1. Aquellos usuarios que recién llegan al mundo de GNU/Linux: Instalen (o prueben antes). Descarguen la imagen ISO y quémenla en un CD o pónganla, mediante el procedimiento apropiado, en un pendrive. Arranquen, vean si les detecta bien el hardware, prueben un rato y tengan en cuenta que hasta que no la instalen en el disco rígido funcionará mucho más lenta.
  2. A los que les gusta probar cosas nuevas: ¡Instalen!
  3. Los que quieren opinar, ya sea comentando o escribiendo artículos (atenti bloggers): ¡Instalen antes de hablar, por el amor de Tux! 🙂
  4. Aquellos usuarios que usan sus computadoras para Producción, para trabajar, que no pueden darse el lujo de tener problemas: ¡no instalen, prueben! Y no se olviden de hacer la copia de seguridad. Procedan un día viernes, al final del día, para que si ocurre algún problema, tengan tiempo de solucionarlo durante el fin de semana.
  5. Los que estén contentos con la distribución que usan (¿Ubuntu 10.04?): pueden pensarlo unas semanas más, o seguir leyendo la versión detallada de este mismo artículo, más abajo.
  6. Los usuarios promedio, que usan redes sociales, navegan, mandan correos y hacen trabajo de oficina o estudio: ¡Instalen!
  7. Los que quieren volverse hombres, jeje: Usen una distro 100% libre, como UTUTO, Trisquel o GNU Sense. Debian también puede servir (pero tiene dentro del núcleo burbujas de código privativo). Para los amantes de la comodidad, prefieran Ubuntu o alguna distro basada en ella.
  8. Los que usan software de diseño, retoque fotográfico o video: ¡Prueben! Y ahórrense unos cuantos pesos en licencias de software. Ya hay varios sistemas de CAD, el GIMP es muy potente y para los videos hay media docena de programas, aunque no para profesionales (pero sí para el usuario ocasional).
  9. Los que estén cansados de los virus, de los cuelgues, de tener que esperar en el encendido y la carga de los programas, de crackear software, de tipear seriales interminables, o de pagar fortunas por software que no lo vale: ¿Qué esperan para instalar una distribución de GNU/Linux fácil de usar y gratuita como Ubuntu? ¿Qué pierden con probar?
  10. Los que usan la computadora para jugar a los últimos juegos, sigan con Windows, o mejor aún: instalen Ubuntu en otra partición (el programa de instalación lo hará automáticamente) y cuando no vayan a jugar, arranquen con Ubuntu.
  11. Los que juegan ocasionalmente, pueden encontrar muchos juegos en Ubuntu, desde los más sencillos técnicamente (que suelen ser los más adictivos, como las consolas) hasta los más complicados (ver en la barra de enlaces al costado, en el apartado Juegos). Y pueden usar Wine (una especie de emulador) para instalar algunos de Windows o también usar VirtualBox (un programa que corre en Ubuntu) para “virtualizar”, es decir, instalar un Windows dentro de este programa. También pueden probar cualquier otro sistema operativo dentro de VirtualBox, sin peligro de romper nada.
  12. Los “probadores” de software, tanto para Windows como para GNU/Linux, aman este programa (y otros) que permiten probar software u otras distribuciones de GNU/Linux dentro de una caja (box) sin temor a alterar el sistema.
Panflute en acción y Escritorios

Panflute reproduciendo una canción. En este caso, le agregué la posibilidad de puntuar los temas con estrellas, y un botón para avanzar al siguiente. Luego tengo 4 escritorios virtuales, donde están corriendo una docena de aplicaciones. 🙂

Bien. Para los que gustan de la historia completa, aquí está:

La Suricata Inconformista cada vez tarda menos en instalarse. Esta vez, además, la instalé desde un pendrive de 1 GB.

Después de hacer copias de seguridad tanto de la PC de Escritorio como de mi Laptop (siempre hay que hacer backups, sobretodo si vamos a actualizar), la tuve andando muy rápido. Pero en vez de actualizar como otras veces, preferí hacer una instalación desde cero. Esas cosas que a uno le quedan por tantos años de usar Windows. 🙂

Me descargué la imagen ISO del CD vivo, desde un torrent de la página de descargas de Ubuntu (www.ubuntu.com), que no estaba atrasada como otras veces, y lo hice usando Transmission, el cliente de BitTorrent que viene con Ubuntu. Elegí la versión para procesadores de AMD, y de 64 Bits. En otras oportunidades la web de Ubuntu tardó en actualizarse a la nueva versión, y los enlaces seguían siendo los de la versión anterior. No fue así esta vez. Me desperté y antes del desayuno la puse a descargar.

Una vez descargada en mi máquina de escritorio la imagen ISO, fui a: Sistema, Administración, Creador de discos de arranque, y creé mi pendrive instalador. Dejé el Transmission funcionando para compartir la buena nueva. 🙂

Conecté el pendrive y encendí la Laptop. Tuve que presionar la tecla “Escape” al momento de encenderla, para que me mostrara un menú de donde elegir que arrancara desde el puerto USB. En otros equipos puede ser la tecla F2, F8, F10, etc. Basta con mirar la pantalla en el momento de encender el equipo.

No tomé el tiempo, porque mi conexión de banda ancha no es muy ancha que digamos (1 Mbps), así que demora un poco en descargar los paquetes de idioma y actualizaciones. Pero podemos instalar desconectados de la Red y descargar los paquetes de idioma más tarde, desde: Sistema, Administración, Soporte de idiomas. Yo la dejé conectada, ya que no tenía apuro, pero el proceso de instalación habrá durado unos 20 minutos más o menos, pero tardará más o menos dependiendo del hardware que tengas (principalmente, la velocidad del disco rígido).

Tip para seguir compartiendo la ISO (inmediatamente después de instalar): Una vez instalado Ubuntu, habiendo reiniciado, cargamos el navegador y volvemos a ir a la web de Ubuntu, descargamos el archivo torrent (si no lo traemos de la otra computadora) y luego vamos a Aplicaciones, Internet, y cargamos el Cliente de BitTorrent Transmission. Dejamos que vuelva a descargar unos pocos datos, y luego lo cerramos (no la ventana, sino el programa). Copiamos el archivo de la imagen ISO a la misma carpeta donde comenzó la descarga y ahora sólo resta intercambiarles de nombre. Es decir, borramos la descarga parcial (que lleva extensión “.part”) y agregamos “.part” al archivo completo, que trajimos de la otra máquina y que usamos para la instalación. Cargamos el Transmission y éste hará un chequeo del archivo y verá que está completo, que no necesita descargar nada más, y comenzará a compartir inmediatamente.

Instalando Ubuntu 10.10: Muy sencillo y rápido

Lo primero que permite elegir es el idioma (Español), y si vamos a Probar o a Instalar. Aunque vayas a instalarlo, podrías elegir “probar” y luego instalar desde el ícono que aparece en el escritorio, y mientras tanto, seguir explorando los menúes o ponerte a navegar o jugar con los juegos disponibles. La instalación proseguirá solita.

Luego aconseja que estés conectado a la toma de corriente eléctrica y a Internet, pero y te permite elegir si descargar los paquetes de idioma y actualizaciones, y también optar por instalar software de terceros (codecs privativos para la multimedia). Los recién llegados al mundo GNU/Linux activen ambas casillas.

Lo siguiente es el tema de las particiones. Tranquilos, sólo hay que elegir una opción. Se les pregunta si quieren usar todo el disco con Ubuntu, si quieren particionar a mano, o si quieren que agregue Ubuntu sin borrar Windows. En este caso, instalará un menú en el arranque para que puedan elegir con qué sistema operativo trabajar cada sesión.

Luego viene especificar la posición geográfica. No hay problema con eso. Elegimos nuestra ciudad y listo.

Elegimos luego la distribución (cuáles y cómo están ubicadas las teclas) del teclado. Si tienen la “ñ”, seleccionen “España”, si no, puede que tengan un teclado latinoamericano o inglés… es cuestión de probar en ese renglón en blanco que aparece; prueben los acentos, la diéresis, la eñe, la arroba…

Después, se les pide crear un usuario y su contraseña (lo que se solicita cada vez que van a hacer algo importante, como actualizar el Sistema o agregar o quitar software), y también se pregunta si quieren que se les pida usuario y contraseña cada vez que se encienda el equipo. Aquí también pueden aprovechar a crear otros usuarios (para el resto de la familia) o hacerlo cualquier otro día. Hay una opción para encriptar el disco, para los más cuidadosos de sus secretos. Para el común de la gente, con usar una contraseña fuerte (que no sea una palabra del diccionario, que incluya números, signos especiales, mayúsculas, y que sea larga) alcanza. Ubuntu les dirá la fortaleza de la contraseña a medida que la van tipeando.

Esto es más largo de explicar que de hacer. Pero ya sólo queda ponerse a mirar la presentación, un nuevo conjunto de diapositivas que explican las bondades del sistema operativo. Si no alcanzaron a leer algo, se puede volver para atrás en la reproducción, o ir hacia adelante, si se quiere. 🙂 Sólo resta esperar a que termine de instalar y reiniciar.

Sobre gustos…

Digamos primero que nada que a quien no le gusten los colores de Ubuntu o los botones (como el de cerrar ventana) a la izquierda, o el papel tapiz violeta (ambas cosas similares al OS X de Apple), los puede cambiar con un par de clics de ratón. Como a un automóvil, no se puede juzgar a Ubuntu por el color.

Por otra parte, a quienes les guste una interfaz de usuario más parecida a Windows XP, que instale Kubuntu (pero con KDE 3.x). Al que prefiera algo más parecido a Windows 7, que pruebe Kubuntu (que viene con KDE 4.x).

Ubuntu viene con el “entorno de escritorio” GNOME, que es más fácil de usar. GNOME es para gente que no quiere complicaciones y es parte importante de lo que ha hecho triunfar a Ubuntu: la facilidad de uso. Pero no se confundan: no por eso deja de ser poderoso, con una interfaz muy pulida y práctica. Vean:

Panel superior - Menú y applets

En Ubuntu, el menú principal aparece en un panel, arriba: Aplicaciones, Lugares y Sistema. Luego agregué un enlace a la carpeta Documentos gracias al applet “File Browser”. Luego, el applet Temporizador (o “timer”) y tres accesos directos (Epiphany, Thunderbird y Firefox) y esos cuadraditos de colores son el applet “Monitor del sistema”, que me informa el estado del procesador (azul), RAM (vede), conexión a Internet o a la Red (amarillo), carga del sistema (rojo) y uso del disco rígido (naranja). De más está decir que vos ponés los que querés y con los colores que prefieras. 🙂 La pantalla con el candado es para activar el salvapantallas y que nadie pueda ver en qué estás trabajando. Te pedirá la contraseña cuando vuelvas, por ejemplo, del baño. El que informa “Sin actividad” es otro applet: Gestor de tiempo. Probalos. No vienen con Windows. 🙂

Una reflexión (y consejo):

Si realmente quieren probar otra cosa o están cansandos de Windows, no tiene sentido que traten de que Ubuntu (u otra distribución) se parezca a Windows… Precisamente, a pesar de ciertas similitudes superficiales o cosméticas, GNU/Linux es distinto a Windows. ¡Es mejor! Si algunas cosas se hacen distinto o se ven de otra forma, es porque el modo Windows quedó obsoleto. En el planeta GNU/Linux, cada quien usa la interfaz que más le gusta, y la adapta como más le gusta. Quien quiera Windows, pues que instale Windows. ¡Y que se la aguante! 🙂 Incluso hay distros que se especializan en parecerse lo más posible, sobre todo las que se usan en los cibercafes o locutorios, combinando la seguridad y gratuidad de GNU/Linux con la interfaz ya conocida de Windows. Pero no se queden con lo malo conocido y vean lo bueno por conocer.

Aprendan (no cuesta nada, ni siquiera mucho tiempo) a usar todas las características de Ubuntu y GNOME. Si gustan, pueden hacer que Ubuntu se parezca a la interfaz de Mac OS X (sí el de la manzanita mordida), pero otra vez: ¿Para qué hacer que GNU/Linux se parezca a Windows u OS X, si tenemos toda la potencia, eficiencia, facilidad de uso y estética de GNOME, KDE, LXDE y hasta Xfce?

Exploren los entornos de escritorio (pueden ver capturas de pantalla con infinidad de escritorios en Google) para ver cómo resulta cada interfaz, y tengan presente que con pocos clics pueden retocarla para que quede perfecta para ustedes. Olviden la interfaz del viejo Win XP (que es del 2001) o de Windows 7 (que es una copia pobre de KDE) y prepárense a disfrutar… están entrando al mundo de GNU/Linux, donde siempre estamos usando lo último (si aplicamos las actualizaciones, que nadie obliga a nadie).

Lo nuevo de Ubuntu 10.10

La interfaz de usuario no cambia casi nada (en apariencia) salvo por los colores. Si no nos gustan, los podemos cambiar muy fácilmente. Los botones para Mini/Maximizar/Cerrar las ventanas siguen a la izquierda, y no me terminan de gustar. ¿Para qué cambiarlos de lugar si a la derecha estaban bien, y no hay nada más allí, al menos por ahora? Eso también se puede cambiar fácil con un clic derecho en el escritorio. Lo mismo el papel tapiz. Por debajo, una actualización de GNOME que siempre es bienvenida.

En compatibilidad, hay más soporte para los nuevos procesadores. En mi computadora de Escritorio no tuve problemas con mi placa de video “GeForce 8500 GT” según me indica el programa “SysInfo”. Pero éste se cerró inesperadamente cuando le pedí datos sobre mi procesador “AMD Athlon 64 X2 Dual Core Processor 5000+”. Sí, siempre usé la versión de Ubuntu de 64 bits, y salvo el Flash que en una época nos daba problemas, hoy en día todo anda suave y fácil.

Dos salvedades: En mi PC desktop no tengo webcam, mientras que en mi Laptop no funciona la placa de red inalámbrica por una falla de fabricación (que HP reconoce en su página web, pero pretendía que enviara la computadora para ser reparada a España… ¡viviendo en Argentina! Por esa excusa o mala atención –como quieran llamarle– no pienso comprarle nunca más nada a los HdeP de HP). Pero en mi Laptop sí puedo enchufar una placa WiFi a un puerto USB. Detectó la red, la seleccioné, me pidió la contraseña de la red y luego se conectó perfectamente.

  • En la versión 10.10 desaparece la opción de Agregar o quitar programas (me gustaba eso de marcar varias casillas y que se instalaran todos juntos de una vez; aunque podemos seguir haciéndolo con Synaptic, no es tan práctico) pero adquiere mayor protagonismo el Centro de software de Ubuntu. Incluso gestiona las instalaciones de paquetes .deb, extensiones, plugins y repositorios. Todo en el mismo lugar: no está mal para los que recién se inician, que pueden marearse con tantas formas de instalar y desinstalar software. Y es una buena idea que aparezcan los complementos de los programas que estamos viendo justo en el momento que lo estamos haciendo.
  • Otra cosa que no me gustó es el color oscuro. No es que quede mal, pero prefiero un color más claro. Nada que no se pueda cambiar con un par de clics.
  • El gestor de imágenes F-spot es reemplazado por Shotwell, que entre otras cosas incluye integración con redes sociales. Los dos son buenos, pero prefiero uno que no importe las fotos. Quiero que queden en las carpetas donde yo las puse y no se copien a otra carpeta. Me gusta gThumb.
  • Gwibber, el cliente de redes sociales, lo encontrarán en Aplicaciones/Internet. Facebook, Twitter, chat, todo en la misma ventana. ¡No se vuelvan adictos! 🙂
  • Mozilla Firefox, nuestro navegador libre favorito, cada vez más rápido y mejor. Prueben las siguientes extensiones:
  • Adblock Plus 1.2.2 – Para bloquear la molesta publicidad. Hay veces que no queda otra…
  • BarTab 2.0 – No cargues todas las pestañas hasta que las necesites.
  • Easy Youtube Video Downloader 3.6 – Hay videos que queremos descargar.
  • Firefox Sync 1.5- Sincronizar los marcadores/favoritos, contraseñas, preferencias, pestañas, entre computadoras.
  • Forecastfox Weather 2.0.2 – El estado del tiempo, en español. Recomiendo ubicarla en la barra de menú.
  • Google Toolbar for Firefox 7.1.20100830L
  • Image Zoom 0.4.4 – Acercamiento a las imágenes.
  • InfoLister 0.10.3 – Con esta extensión hice esta lista.
  • Read It Later 2.0.6 – Guardar páginas para leerlas luego. Muy útil para usuarios de iPod Touch/iPhone.
  • RSS Ticker 3.2.2 – Una banda de noticias se desliza por la pantalla, trayendo las actualizaciones de tus feeds. Luego de hacer clic en el iconito naranja, suscríbete al feed con la opción de “Marcadores vivos”. Después, clic sobre la marquesina para cambiar las opciones.
  • SmoothWheel (AMO) 0.45.6.20100202.1 – Cuando usamos la ruedita del mouse, la pantalla se desliza suavemente.
  • Tab Mix Plus 0.3.8.4 – Muchas opciones para controlar el funcionamiento de las pestañas.
  • La sincronización de archivos con Ubuntu One (crean una cuenta gratis de 2 GB) se ha mejorado. La pueden usar para sincronizar carpetas entre la PC de escritorio y la portátil.
  • OpenCL es una tecnología que permite acceder a la potencia del procesador gráfico en paralelo al resto de procesadores. Si lo tuyo son los juegos, videos y trabajar con mucha imagen, te va a gustar.
  • Nueva fuente del sistema. Todo se ve bien. Tal vez hubiera tenido que dejar un Ubuntu 10.04 para comparar…
  • Con OpenOffice.org podemos manejar todos los archivos de MS Office. También se actualizaron todos los demás programas. ¡Hey novatos! Ubuntu ya viene lista para usar con un montón de software y se puede agregar más. Muchos más. Todo fácil y gratis. Sin cracks ni seriales. Ni siquiera hay que reiniciar. ¿Qué pasa en Windows? Recién instalado sirve para muy poco. Hay que empezar a ponerle de todo. Ah, sí… viene con el buscaminas. 🙂
  • El reproductor de películas Totem, que también sirve para poner una lista de podcasts, ¿me parece a mí o antes se podían quitar esos efectos psicodélicos al reproducir? Bueno, a mí no me gustan mucho, y creo que ahora no se pueden quitar. Pero bueno, puedo usar alguno de las dos docenas de otros reproductores de sonido y video. Cada cual usa lo que más le gusta. Probar es sencillo y gratis. Y no quedan pedazos de software por todas partes, ni se arruina el registro, ni se vuelve lenta la computadora. Windozeros: GNU/Linux es otra cosa… 🙂
  • El Applet de sonido, además de gestionar el volumen, muestra información sobre la pista que estamos reproduciendo e incluye botones de control. No se olviden de instalar el Applet Panflute, y luego agregarlo al panel inferior. Configuren sus preferencias. Los de las manzanitas nos van a envidiar esto… 🙂
Applet de Sonido

Esta es una de las mejoras de Ubuntu 10.10. Total control de lo que estoy escuchando. Muy práctico.

  • A propósito, en Rhythmbox aparece integrada la tienda de música de Ubuntu (Ubuntu One Music Store), Magnatune, Jamendo y soporte para smartphones. La interfaz tiene la simpleza y facilidad de GNOME (especial para novatos y gente que no quiere complicarse con muchos botones) pero sigue siendo un programa poderoso. Yo lo uso bastante y lo he podido adaptar bastante bien a mi gusto. Denle un vistazo a las listas de reproducción automáticas y al soporte de Podcasts, aunque yo prefiero usar Google Reader para las descargas, que no es automático pero me da mayor flexibilidad.
  • ¿Mencioné que en GNU/Linux no hay virus? 🙂
  • Claro, el Kernel (lo que se llama “Linux”) también se actualizó. Además de soportar más hardware, se optimiza la red, la virtualización, el uso de los procesadores multinúcleo, arranca más rápido, ahorra más energía… Esto no se ve, pero se siente. Uno se acostumbra rápido a estas mejoras, pero se extraña mucho al tener que usar una máquina con Windows.
  • Ubuntu viene para procesadores de 32 bits (netbooks y máquinas viejas) y 64 bits (las nuevas, multinúcleo).
  • Ubuntu también detectó mi lector de libros electrónicos. Lo accedo con “calibre” (que quedó en el menú “Oficina”). Un programa muy completo que tengo que aprender a usar para sacarle bien el jugo. Pero es muy fácil ponerle libros al dispositivo, borrar y editar los nombres. Estoy preparando un artículo sobre el SONY PRS-300. Ya casi.
  • Y también se mejoró el instalador de Ubuntu. Todavía más. Windoseros: No hay excusas… 🙂
  • La versión para las netbooks, Ubuntu Netbook Edition sí ha cambiado su interfaz por Unity (pueden verla en el enlace anterior), totalmente optimizada para pantallas pequeñas y la movilidad.
Monitor del sistema y Ubuntu Netbook Edition

El applet “File Browser” apuntando a la carpeta Documentos; el applet “Timer” o “Temporizador”; los accesos directos al Navegador web Epiphany, el Cliente de correo y noticias Thunderbird y al Navegador web Firefox. Luego el applet “Monitor del sistema” que muestra en colores lo que está pasando en la computadora. Debajo, descargando Ubuntu Netbook Edition. 🙂

  • Un par de tips finales: En Ubuntu, el administrador de archivos se llama Nautilus. Hay muchos otros, pero este es el más fácil de usar, aunque no deja de ser potente y bastante configurable (revisen Editar, Preferencias). Al presionar CTRL+T, al igual que en Firefox, se abren una nueva pestaña. Y si presionan F3 se duplica la pestaña, especial para copiar o mover archivos de un lado al otro. Y se pueden usar ambas opciones simultáneamente. ¡Tomá eso, “Explorador de Windows”!

Algunas críticas o puntos flojos, pero menores:

  • Ya dije que prefería los botones a la derecha, un tema más claro y tal vez otro tapiz. Con un par de clics sobre el escritorio queda como uno quiera.
  • A pesar de que Ubuntu reconoce mi iPod Touch y hace que se cargue el “Rhythmbox“, puedo ver el contenido y escuchar los mp3, pero me costó entender el funcionamiento, al igual que con “gtkpod“. Nunca pude hacer que los podcasts se ordenaran como yo quería escucharlos. Los filtros del primero son poderosos, pero los de iTunes son mejores. Por ejemplo, permiten filtrar los elementos que ya se encuentren en otras listas. A fin de cuentas, el iPod es un aparatito que nadie mejor que Apple lo entiende. Tal vez más adelante los programas libres puedan conocer mejor sus recovecos. Apple: Ya te compré el aparatito. ¿Por qué no me dejás usarlo con el programa que yo quiera? Te estás volviendo la nueva Microsoft… En fin, para mis necesidades de podescucha, decidí volver al iTunes (suscripciones, fotos, filtros más poderosos y actualizaciones del iOS) dentro de un VirtualBox con Windows XP.
  • Antes que me olvide: ¿Para cuándo una web de Ubuntu en español? No cuesta nada tres o cuatro páginas que describan lo que es, lo nuevo que trae y la de descargas. Es una lástima que siendo tan poco trabajo no se haya hecho antes, teniendo en cuenta que el español es uno de los idiomas más utilizados fuera del inglés, y que es la lengua madre de la gente que más podría beneficiarse de la gratuidad de Ubuntu.
  • No me gusta el ícono de la papelera al extremo inferior derecha. Si quiero cambiar al escritorio virtual Nº 4 o hacer clic en la barra de desplazamiento vertical, seguro que le doy a la papelera. Sobre todo en la notebook, cuando estoy usando el touch-pad. Tendrían que correrla un poco hacia la izquierda, o ponerla en el panel de arriba.
  • Ya no viene instalado Gimp, pero se puede instalar desde los repositorios, yendo a Aplicaciones/Centro de software de Ubuntu. A quienes gustan de hacer retoque fotográfico les hará falta. A los usuarios promedio tal vez no.
  • Otra cosa que debería venir ya instalada es una serie de “applets”, que son unos pequeños programas que se instalan y luego se los agrega a alguno de los paneles del escritorio. El Applet Panflute es sólo uno. Vayan al centro de software de Ubuntu y pongan “applets”. Instalen los que les interesen y luego clic derecho sobre el panel de arriba (donde están los menúes) o abajo (donde aparecen las ventanas abiertas. Seleccionen “Añadir al panel” y elijan. No se olviden de hacer clic derecho sobre los iconitos para poder configurarlos como ustedes quieran o moverlos a voluntad hasta ubicarlos donde más les guste. Más applets funcionando, eso hace falta (quitarlos es más fácil que agregarlos).
Panflute en acción, ya tuneado

Panflute (en la forma que yo lo configuré) mostrando el tiempo restante de la canción y el botón de pausa. Por arriba, la información que aparece al pasar el puntero del mouse (el mp3 no tiene info sobre el longplay). Luego, cuatro escritorios virtuales. (¡Qué temazo!)

  • Cuando quise compartir una carpeta, al darle el clic final, se reinició Nautilus. El tema de la red debería pulirse un poco más, tal vez, ya venir pre-instalada o preconfigurada para que reconozca los equipos de la red automáticamente. Tiene que ser más simple. Los permisos de los archivos suelen traer algún problema. ¡Es Ubuntu! Para complicarla están las otras distros.
  • ¿No debería traer ya una partición \HOME para evitarnos trabajo a la hora de probar otras distros o actualizar? Algunos siguen con Ubuntu, pero no actualizan, reinstalan.
  • Se extraña un programa de backup, o mejor aún, de sincronización, que ya venga instalado con la distribución. Que sea fácil de usar, con las opciones más usadas por el usuario hogareño. Hay media docena que se pueden probar, pero a mí no termina de convencerme ninguno.

Concluyendo:

Ubuntu Maverick Meerkat no presenta grandes diferencias en la interfaz de usuario (lo que se ve) pero sí tiene muchas mejoras que no se ven, pero se sienten. Mi consejo es que sí te actualices a Ubuntu 10.10 y si tenés dudas, revisá los 12 puntos que mencioné al principio.

Espero que les haya servido tanto tipeo (y no haberme olvidado nada). ¡Esto es más difícil escribirlo que hacerlo! 🙂 No tengan miedo. Si tienen dudas, pregunten aquí o en otra parte, o busquen en Google… Nadie nació sabiendo. 🙂

La yapa: Para hacer las capturas de pantalla que ven en este artículo utilicé KSnapshot. Me gusta más que el que Capturar pantalla, que viene con Ubuntu, y más que Shutter. Potente y fácil de usar, no molesta mientras está abierto… y me gusta como implementa la opción de las capturas de porciones de pantalla. Simplemente perfecto.

Para capturar pantallas

Ubuntu viene con “Capturar pantalla”, muy simple y fácil de usar, pero hay otros más poderosos como Shutter y el que más me gusta a mí: KSnapshot. Probalos todos, que como siempre, son gratis y no corrompen el registro… ¡Esto no es Windows, es Ubuntu! 🙂

Windows Phone 7 y el Zune Phone

Hace unas horas leí un artículo del famoso John C. Dvorak, titulado “Windows Phone 7 y el Zune Phone“. Me pareció acertado lo que decía.

Como casi siempre, seguí leyendo los comentarios que aparecían debajo, y me encontré con algunos que le estaban pegando y no sabía si meterme o no… Pues me metí.

No, no voy a salir con el chiste de que “y entre todos le dimos una paliza…”. 🙂 Me metí a dar mi opinión, y darle una mano a Dvorak, que estaba medio rodeado.

A decir verdad, el prestigioso periodista no necesita que yo lo defienda, ni tampoco eran sólidas las críticas. Pero me puse a explicar por qué pensaba que Dvorak tenía razón y no lo voy a copiar todo acá. Pasen a ver el artículo original, las críticas y mi breve –pero incisivo– análisis.

Enseñar a los niños a que usen Windows

“Enseñar a los niños a que usen Windows es como enseñarles a fumar tabaco, en un mundo donde sólo una compañía vende tabaco. Como cualquier droga adictiva, inculca una dependencia dañina. No es una sorpresa que Microsoft apunta a enseñar a los niños pobres esta dependencia para que puedan fumar Windows por el resto de sus vidas.” (Richard M. Stallman)